Nacho Vidal victima de acto sexual abusivo por parte de un médico en Bogotá

Nacho Vidal victima de acto sexual abusivo por parte de un médico en Bogotá

El actor porno presentó una denuncia contra un médico de la Clínica del Country, en Bogotá, porque aparentemente lo habría tocado de manera indebida durante una atención de urgencia.

El actor español aseguró que acudió a la clínica por un dolor en los oídos, sin embargo, denunció que la atención fue indebida.
“Me ha hecho otra que no tiene nada que ver con lo que he venido a hacer aquí, sabes, o sea, ¿Tomarse fotos conmigo y tocarme (…)?”, dijo.
“Se toman fotos con Nacho, el médico vuelve y le dice que se vuelva a acostar, que se vuelva a bajar los pantalones”, afirmó Daniel Mendoza, abogado de Nacho Vidal.
Vidal aseguró que el médico lo tocó dos veces de manera inapropiada por lo que instauró en su contra una denuncia por acto sexual abusivo en la Fiscalía.
“Podrá ser un actor porno, pero es un ser humano que merece respeto”, añadió el abogado.
La clínica respondió a la denuncia y el médico fue suspendido por la institución temporalmente mientras se adelantan las investigaciones.
“De acuerdo con la versión del médico, quien ha tenido un excelente desempeño institucional, la evaluación médica practicada respondió a los síntomas referidos por el paciente durante la consulta, a la que asistió con un acompañante”.
NoticiasRCN.com

Cumplió 84 años protegiendo el cielo colombiano

Aviones y helicópteros deleitaron a los asistentes durante la revista aérea.
En las instalaciones de la base aérea German Olano en Puerto Salgar (Cundinamarca), conocida ahora como el Comando Aéreo de Combate Número 1 (Cacom 1) se realizó ayer la ceremonia de su aniversario 84.

Adolfo Cortés

En las instalaciones de la base aérea German Olano en Puerto Salgar (Cundinamarca), conocida ahora como el Comando Aéreo de Combate Número 1 (Cacom 1) se realizó ayer la ceremonia de su aniversario 84.

El evento contó con la presencia de la alcaldesa de Puerto Salgar, Victoria Eugenia Ortegón, el alcalde de La Dorada, Diego Pineda, y el secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahíta. Lo presidieron el comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, general del Aire Carlos Eduardo Bueno Vargas, y el brigadier general Pablo Enrique García Valencia, Comandante del Cacom 1.

Este Comando Aéreo se constituyó en la unidad estratégica en defensa de la soberanía del espacio aéreo colombiano, con cubrimiento del territorio nacional, por medio de su escuadrón de superioridad aérea conformado por pilotos de combate al mando de aviones Kfir.

“Se conmemora una fecha significativa, resulta ineludible hacer una rememoración historica por las grandes gestas realizadas, se hace referencia a legados extraordinarios que dejaron quienes nos precedieron. Es una información valiosa y útil y jamás podemos permitirnos olvidarla porque explica quiénes somos y de dónde venimos”, resaltó el general Carlos Eduardo Bueno Vargas, comandante de la FAC.

LAPATRIA

San Sebastián (Manizales), cuarto homicidio del año

Dubier Ciro Escobar, de 27 años.

Lo único que por el momento saben las autoridades de Dubier Ciro Escobar, de 27 años de edad, es que hace ocho meses salió de la cárcel, donde pagó una condena por hurto. En la noche del jueves, a eso de las 8:00, lo atacaron con arma de fuego en el sector conocido como los apartamentos viejos de San Sebastián.

La comunidad les avisó a las autoridades, que acudieron al lugar y transportaron al herido en una patrulla. Sin embargo, falleció cuando llegó a un centro asistencial. Le dieron un disparo en la cabeza.

Al parecer, tenía problemas con dos sujetos del mismo sector, según los propios familiares, por lo que se cree que lo asesinaron por una retaliación. Vivía en el bloque 29 de los apartamentos. El CTI asumió la investigación de este caso.

 

Cifras

 

  • 53 muertos este año en Manizales.
  • 6 homicidios en octubre.
  • 4º asesinato del año en San Sebastián: Ómar Andrés Viveros Gutiérrez, de 25 años, arma de fuego; Natali Rojas Hurtado, transgénero, de 51, asfixia; Jhon Stiven Ladino Alzate, de 20, arma de fuego; y Dubier Ciro Escobar, de 27, arma de fuego.
  • En el 2016 ocurrieron seis en este barrio.                                                                                                                                                                                                       LAPATRIA

 

Desfiles y conciertos para festejar cumpleaños de Villamaría y Palestina

Villamaría cumpleaños

Palestina y Villamaría, municipios que integran el Centro-Sur de Caldas, están de fiesta desde esta semana por sus cumpleaños. El primero, conocido como La Colina Iluminada de Caldas, celebra 162 años, y la llamada Villa de las Flores, 165.

En Villamaría la programación se inició ayer con una ofrenda floral seguida de una presentación artística de la Escuela de Arte de la Casa de la Cultura. Luego, se repartió torta entre los asistentes. En la noche se ofreció un concierto de rock en el Parque de Bolívar.

En Palestina las actividades comenzaron el martes con la semana cultural, exposición de fotografías antiguas, galería de personajes ilustres y un taller de dibujo. Hoy a las 9:00 de la mañana se iniciará el desfile de Los Fundadores y mañana a las 2:00 de la tarde empezará el encuentro de voces, tiples y guitarras en el Parque de Bolívar.

Palestina

Palestina

Foto | Archivo | LA PATRIA

En Palestina algunos ciudadanos se montaron en yipaos para celebrar la fundación de su municipio.

Programación

Hoy

5:00 a.m. Alborada

9:00a.m. Desfile de los fundadores.

5:00p.m. Serenata: Parque principal.

7:00p.m. Juegos pirotécnicos: Parque principal

Mañana

10:00a.m. Desfile de bicicletas antiguas: Parque principal.

2:00p.m. Encuentro de voces, tiples, y guitarras: Parque principal.

8:00p.m. Fiesta: En el Parque principal.

Villamaría

Programación

Hoy

9.00a.m. Lanzamiento zona game : Parque de Bolívar.

2:00p.m. Actividades lúdico-recreativas: Parque de Bolívar.

6:00p.m. Maratón de hábitos y estilos de vida saludable: Parque de Bolívar.

8:00p.m. Gran concierto: Parque de Bolívar.

LAPATRIA

Después de la tempestad llegan los contratos

OBRAS
Para atender la pasada emergencia invernal y sus consecuencias se celebraron 41 contratos. Los recursos provienen de la Alcaldía de Manizales, Corpocaldas y Mineducación. Ya se aprobaron dineros de Minhacienda. Faltan otros del Invías y de regalías departamentales.

EQUIPO PÚBLICO

41 contratos se celebraron para mitigar el riesgo por la tragedia del pasado 19 de abril en Manizales, que afectó de forma crítica por lo menos 10 barrios.

33 contratos se asignaron en la modalidad de régimen especial, por la urgencia manifiesta, y 8 por contratación directa. La urgencia manifiesta la decreta una Alcaldía en momentos de emergencia para hacer traslados presupuestales y disponer de recursos sin cumplir las formalidades que tendría que acatar si no sucediera un hecho calamitoso.

Entre todos suman $19 mil 51 millones 18 mil 449. Junio fue el mes de mayor contratación, 19 en total.

Los recursos provienen de la Administración Municipal, $14 mil millones; de Corpocaldas, $2 mil millones, y del Ministerio de Educación, $3 mil millones. De estos dineros, según un informe de la Secretaría de Obras Públicas, $16 mil 809 millones 537 mil 933 se invirtieron en obras de mitigación.

Otros contratos que se incluyen en estas cifras fueron para estudios de inestabilidad, interventorías técnicas y administrativas, suministros de alimentos para afectados y equipos de apoyo de logística, y arrendamientos.

La Corporación Cívica de Caldas y LA PATRIA presentan un resumen de estos contratos, registrados en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP).

 

Recursos aprobados para obras futuras

$30 mil millones de un crédito del Ministerio de Hacienda a Corpocaldas.

Recursos pendientes

$15 mil millones de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo.

$15 mil millones de un convenio con el Invías.

$13 mil 500 millones de regalías departamentales, que aprobará el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) Caldas.

Sitios de inversión

29 puntos con recursos de la Alcaldía, $9 mil 52 millones 542 mil 324. (Álamos, Villa Carmenza, Cervantes, Estrella, González, Colombia; Altos de Castilla, Bajo Persia, Prado Alto, La Isabela, Camilo Torres, 20 de Julio; Cedros, Ruta 30, Torres de Barcelona, Portal de San Luis; Persia, vía La Aurora – sector La Dicha, Sierra Morena, San Ignacio, y Galán).

13 puntos con dineros de un empréstito municipal, $3 mil 933 millones 500 mil 66. (La Cumbre, Guamal, Minitas, La Rambla, sector matadero, Persia, 20 de Julio; sector motel Emperador, Tejares Alto Tablazo, y vereda Java).

4 instituciones educativas con recursos del Ministerio de Educación, $2 mil 455 millones 576 mil 372 (Instituto Latinoamericano, Escuela Nacional de Enfermería, Nuestra Señora de Lourdes – sede A, y INEM Baldomero Sanín Cano).

19 puntos con recursos de convenio de Corpocaldas, $1 mil 367 millones 919 mil 171. (Cedros, quebrada El Popal, conjunto residencial La Toscana, Granjas y Viviendas, Bajo Palermo, Sáenz; Camilo Torres, Cervantes, El Palmar, Prado Alto, El Prado, y Persia)

barrios

En datos

$2 mil 989 millones 878 mil 49, monto del contrato más costoso.

321 puntos de intervención identificados por Corpocaldas, UGR y Obras Públicas.

11 de noviembre es el plazo para que la Alcaldía firme los convenios interadministrativos para ejecutar los recursos pendientes.

6 meses más, hasta abril del 2018, tendrá la ciudad en estado de calamidad pública.

251 casas entregará la Nación con recursos del Ministerio de Vivienda.

LAPATRIA

Tras 6 meses, así se ven barrios de Manizales donde hubo derrumbes

Antes/después casa Aranjuez afectada por derrumbe en Manizales

Han pasado 183 días desde que un aguacero torrencial causó emergencias en 30 puntos de Manizales. Los barrios más afectados fueron Persia, González y Aranjuez, en donde 17 personas perdieron la vida bajo el lodo de los derrumbes.

Cerca de 350 familias todavía no han vuelto a sus hogares. Más de 3.000 que tuvieron que salir de manera preventiva en la madrugada del 19 de abril han regresado en lo que las autoridades han denominado un ‘plan retorno’, tras las primeras intervenciones para estabilizar las laderas y descartar posibles riesgos adicionales.

Algunos de los damnificados, en especial quienes perdieron familiares o la totalidad de sus casas y enseres, se sienten “abandonados” por la Alcaldía y el Gobierno Nacional. “No nos han dado respuesta de nada. Estamos ahí, viviendo del clima”, se queja Amparo Beltrán, quien perdió a su hija de 17 años y una hermana, además de su vivienda, en González.

La mujer, quien apenas el lunes pasado pudo reabrir el negocio del que subsistía gracias al apoyo de una fundación privada, reconoce que los primeros días tras la emergencia recibió la ayuda humanitaria de los manizaleños, que se volcaron a donar en los centros de acopio de la administración municipal y la Cruz Roja. También, hubo un subsidio de arrendamiento por tres meses.

Pero ahora, ella y otros afectados esperan soluciones concretas en materia de vivienda, por ejemplo. Proyectos que todavía están en trámite entre el Municipio y la Nación, como la construcción de 251 apartamentos con el Ministerio de Vivienda.

La ciudad y la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) han invertido 15.500 millones de pesos en las obras de mitigación más urgentes desde el 19 de abril. La mayoría, con recursos propios, mientras llegan los que el Gobierno Nacional anunció por 99.700 millones de pesos, pero que ha desembolsado a cuentagotas.

No todos los barrios han sido intervenidos y, en algunos casos, el avance todavía es parcial. Así se ven algunos lugares que fueron afectados por la tragedia.

Persia

Derrumbe en el barrio Persia de Manizales el 19 de abril de 2017
Derrumbe en el barrio Persia de Manizales seis meses después

En Persia, se ha estabilizado el terreno, pero el avance de los trabajos de mitigación todavía es parcial, según la Unidad de Gestión del Riesgo (UGR) de Manizales. Fotos: Jonh Jairo Bonilla.

González

Derrumbe en el barrio González de Manizales el 19 de abril de 2017
Derrumbe en el barrio González de Manizales seis meses después

La intervención en González está centrada en canales y otras obras de mitigación, tras la entrega de una pantalla de contención que ya está terminada en la ladera. Fotos: Jonh Jairo Bonilla.

Aranjuez

Derrumbe en el barrio Aranjuez de Manizales el 19 de abril de 2017
Derrumbe en el barrio Aranjuez de Manizales seis meses después

Según Corpocaldas, Aranjuez es el punto más complejo desde el punto de vista técnico. Por eso y por falta de recursos, se ha demorado el inicio de obra en el cerro Sancancio. Fotos: Jonh Jairo Bonilla

   ELTIEMPO

En Cali y Tumaco caen presuntos narcos enlazados con carteles mexicanos

Dos presuntos integrantes de una red criminal enlazada con carteles mexicanos de la droga, fueron arrestados en una operación de la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía.

La red opera principalmente en el municipio nariñense de Tumaco, desde donde se exporta el 60% de la cocaína colombiana, según las autoridades. Los detenidos son Víctor Hugo Valencia Castro, alias “Patacón”, y su socio Óscar Jair Valencia Urbano, apodado “Gomelo”.

La Policía informó que “Patacón” fue detenido el martes en el barrio Las Américas, de la ciudad de Cali, desde donde al parecer administraba la red ilegal. “Gomelo” cayó en el casco urbano de Tumaco.

La investigación señala que estos hombres comandaban, presuntamente, una estructura creada por “Kalavera”, un antiguo narcotraficante recluido en prisión. Ellos habrían heredado sus contactos con la mafia mexicana y en la actualidad orquestaban la salida de cargamentos de droga en embarcaciones y semisumergibles por la Costa Pacífica, con puntos de acopio en Panamá, Guatemala y Puerto Rico.

Según el último Censo de Cultivos de Coca de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen (2015), Tumaco es el municipio con el mayor número de hectáreas de coca sembradas, 16.960, que equivalen al 18% de todo el país.

“Patacón” y “Gomelo” serán procesados por cargos de concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes. En las próximas horas se realizarán las audiencias de control de garantías.

Finalmente Chucho se queda en Barranquilla

Finalmente Chucho se queda en Barranquilla
El oso Chucho, en definitiva, se queda en la Fundación Botánica y Zoológico de Barranquilla (Atlántico). Así lo anunció ayer en un comunicado de prensa el zoológico de esta ciudad, al dar a conocer que la Corte Suprema de Justicia confirmó la permanencia del animal en ese centro de conservación.

En contexto

A Chucho se lo llevaron para Barranquilla el pasado 14 de junio. Corpocaldas y Aguas de Manizales realizaron el traslado del oso de anteojos que habitó durante 19 años la Reserva de Río Blanco.

En esa ocasión Juan David Arango, director de Corpocaldas, explicó que el objetivo de la medida fue para mejorar las condiciones de vida del animal, dado que en la reserva no eran ideales. “Estaba en cautiverio, en una zona cercada”, dice Arango.

El 16 de junio el abogado Luis Domingo Gómez Maldonado interpuso una solicitud de Habeas Corpus en la Sala Civil de Familia del Tribunal Superior de Manizales, en la que se reclamaba que el traslado y retención del oso de anteojos Chucho, hacia un zoológico de Barranquilla, era ilegal.

El 27 de julio la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia les dio 30 días a Corpocaldas, a la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla y a Parques Nacionales Naturales para devolver al oso de anteojos Chucho a su hábitat natural: la reserva de Río Blanco.

Sobre Chucho

El oso pesa unos 230 kilos, tiene 23 años, de los cuales 18 los ha pasado en Manizales.

Chucho llegó de la Reserva La Planada (Nariño) en 1998 junto a una hembra, que falleció hace 7 años de cáncer de útero.

LAPATRIA

 

Los políticos del país prefieren On Air

El crecimiento de On Air, proyecto periodístico lanzado hace un par de meses por Adolfo Pérez y Germán Calle, y del que hacen parte importantes personalidades de la televisión como el comunicador Eccehomo Cetina, no se detiene.
Tras tres exitosos programas deportivos através de la red con reconocidas personalidades del futbol, se lanzó hace una semana un programa de entrevistas con importantes políticos del país: De Frente con Eccehomo Cetina. La primera emisión fue precisamente con quien lideró las negociaciones de paz con las Farc, Humberto De La Calle, y este miércoles , justo horas después del candente debate en el congreso sobre la corrupción, el turno pasó a ser de la congresista y precandidata presidencial, Claudia López.

La modernidad del formato, la accesibilidad para todos los públicos, la permanencia en la red y la total independencia que este representa, ha motivado a que varias de las más importantes personalidades del país se animen a participar de este tipo de espacios, y no tanto de los cuadriculados espacios de los canales de televisión con sus contenidos siempre manipulados al antojo de los patrocinadores.

Así On Air se convierte en un formato fresco, innovador, al alcance de todos y que no obedece en lo absoluto a intereses particulares. Es por esto que en poco tiempo se ha ido consolidando como uno de los medios preferidos, tanto para los ciudadanos como para muchas de las más importantes personalidades del país.

 

https://www.periscope.tv/onaircomco/1mnxerLrzYvKX

Colombia, la guerra que alimentan los cárteles mexicanos

Carlos Escobar, 18 de Octubre, 2017 Resumen problemática Tumaco

Tumaco es el municipio de Colombia con mayor cantidad de cultivos de hoja de coca: 28 mil hectáreas que pueden producir 190 toneladas de cocaína al año. Su puerto es actualmente el principal punto colombiano de salida de droga hacia Estados Unidos, Europa y Asia, y es, al mismo tiempo, el mayor centro de abastecimiento de estupefacientes para los cárteles mexicanos. Tras el retiro de las FARC de este territorio, distintas bandas criminales libran una guerra por su control, una lucha que las organizaciones mexicanas del narcotráfico alimentan con dinero y armas.

TUMACO, Colombia (Proceso).- La información que un delincuente de la zona dio a la policía era precisa: en una ribera del río Mira, sólo 12 kilómetros al suroccidente del casco urbano del puerto de Tumaco, cinco mexicanos habían almacenado una gran cantidad de cocaína para enviarla a costas del estado de Colima.

“Son del Sinaloa (presuntamente del Cártel de Sinaloa) y juntaron dos toneladas, pero la movieron a una caleta (escondite bajo la tierra) cerca de ahí”, dijo el informante, que había asistido a una reunión en la cual los mexicanos, quienes se desplazaban en la región de Tumaco con discreción, cerraron el trato con sus socios colombianos.

Según un reporte de inteligencia de la Policía Nacional de Colombia (PNC), al cual este semanario tuvo acceso, los mexicanos negociaron la droga a mil 800 dólares el kilo, lo que significa que la transacción fue por 3.4 millones de dólares que ellos darían en efectivo a sus proveedores, la mitad al recibir el primer cargamento en una casa cercana a la ribera del río Mira y el resto al completar las dos toneladas.

El dinero les llegó en una lancha que lo había recogido de dos costales lanzados por un barco pesquero en el océano Pacífico, no muy lejos de la costa de Tumaco, y que lo transportó por el río Mira para entregarlos a los mexicanos en un manglar.

Los cinco enviados “del Sinaloa” eran liderados por un hombre alto, blanco, con bigote espeso y cabello largo al que llamaban Puma. Los otros cuatro eran de tez apiñonada o morena. A dos de ellos los llamaban Polo y Flaco.

Por muy bajo perfil que quisieran manejar se notaba que eran extranjeros. Su aspecto llamaba la atención en una zona donde 90% de la población es afrodescendiente. Y los delataba su acento mexicano, que cualquier colombiano puede reconocer.

El informante dijo a un agente de inteligencia de la PNC que los mexicanos se movilizaron por Tumaco –un puerto pesquero y petrolero a orillas del Pacífico– entre diciembre y enero pasados. Además de acopiar la cocaína, contrataron cuatro lanchas para transportar la droga a México siguiendo la ruta del río Mira y el océano Pacífico.

Cada embarcación tenía cuatro motores de 200 caballos de fuerza. Son las go-fast o lanchas rápidas. La tarifa del servicio de transporte fue fijada en 100 mil dólares por lancha.

Una fuente de la PNC estima que los mexicanos invirtieron unos 4 millones de dólares en ese cargamento y que, al llegar a México, su valor llegaría a 20 millones de dólares y a 50 millones de dólares al cruzar la frontera con Estados Unidos.

“Los mexicanos se quedan con la mayor parte de esas ganancias, pero lo que se queda aquí (en Tumaco) es muchísimo dinero y ese dinero se está usando en armas para la guerra entre bandas”, asegura la fuente consultada.

Los socios colombianos de los enviados “del Sinaloa” fueron identificados por el informante como “gente de Los Urabeños”, uno de los nombres con los que se conoce a la más poderosa banda criminal colombiana, cuyo origen es paramilitar. Los otros nombres son Clan Úsuga, Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

El Clan Úsuga ha resistido un operativo en el que participan desde hace dos años y tres meses mil 200 policías. Está diezmada, pero su líder, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, no ha sido capturado. Y no sólo mantiene presencia en casi toda Colombia, sino que es la banda criminal que con mayor poder de fuego está peleando por los territorios que abandonó la guerrilla de las FARC tras firmar, en noviembre pasado, un acuerdo de paz con el gobierno.

Uno de los escenarios de esa guerra territorial es precisamente Tumaco, un corredor estratégico para el narcotráfico por su acceso al océano Pacífico mediante decenas de ríos rodeados de abundante vegetación.

Tumaco es el municipio colombiano con mayor cantidad de cultivos de hoja de coca, con unas 28 mil hectáreas, 15% del total del país, según estimaciones de la PNC. Esto es el triple de las que había en 2013.

Con esa extensión de plantíos, que tienen el potencial de producir unas 190 toneladas de cocaína al año, y con las condiciones estratégicas que ofrece ese puerto a los narcotraficantes, Tumaco se ha convertido en el principal punto colombiano de salida de esa droga hacia Estados Unidos, Europa y Asia.

Y, desde luego, es el mayor centro de abastecimiento de los cárteles mexicanos.

A los cinco mexicanos “del Sinaloa” no los pudieron capturar. Cuando el informante dio la ubicación de la caleta ya era demasiado tarde. No sólo se habían ido de Tumaco, sino que, todo indicaba, habían logrado enviar el cargamento.

En cambio, semanas después, un dato surgido en esa investigación condujo a la policía a la captura de una banda que surtía, desde Tumaco, hasta ocho toneladas de cocaína cada mes a los cárteles mexicanos de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En esa operación fue detenido el mexicano Luis Andrés Jilón Romo, alias Carlos o El Compadre, a quien el director de la PNC, general Jorge Hernando Nieto, identificó como el principal enlace de las bandas colombianas con Ismael El Mayo Zambada García, jefe operativo del Cártel de Sinaloa; y Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del CJNG.

Patrones de la guerra

En una ciudad donde matan y amenazan a los activistas de derechos humanos, la Pastoral Social de la Diócesis de Tumaco es una de las pocas instituciones que alzan la voz para denunciar cómo el narcotráfico ha terminado por romper el tejido social en barrios enteros y cómo la guerra territorial que libran varios grupos está causando un baño de sangre en el que la población está en medio del fuego cruzado.

En abril pasado la pastoral divulgó un documento en el que afirma que debido al alto desempleo, que rebasa 70% entre los jóvenes, “los cultivos de hoja de coca se han convertido en la mayor opción de trabajo”.

Además de los cultivos de hoja de coca está el sicariato.

“En muy difícil que un joven sin empleo diga ‘no’ a los criminales que le ofrecen un arma y un sueldo mensual de 700 mil pesos (colombianos, unos 250 dólares) para dedicarse a matar y traficar droga”, dice un activista comunitario que pidió la reserva de su nombre por temor a que lo maten.

Para la Pastoral Social de la Diócesis de Tumaco no hay ninguna duda de que los cárteles mexicanos de la droga son uno de los factores de la violencia que vive la ciudad y una fuente muy importante del financiamiento que reciben las bandas criminales para hacer la guerra.

Incluso en el documento que esa organización humanitaria hizo público el mes pasado menciona al Cártel de Sinaloa como uno de los “grupos armados en el territorio”.

El informe señala que entre 2005 y 2013 “se escuchó hablar” de Nueva Generación, Águilas Negras, Los Rastrojos, Los Gaitanistas, Los Urabeños, Cártel de Sinaloa, y entre enero y marzo de 2017 “circula información sobre Clan Úsuga, Clan del Golfo, La Empresa, Clan Pacífico, Gaitanistas, Gente de Orden, Cártel de Sinaloa”.

Todos ellos libran una feroz disputa territorial que tiene como objetivo el control del millonario negocio de la cocaína y cuyo origen, paradójicamente, es el acuerdo de paz que firmó el gobierno colombiano con las FARC en noviembre pasado.

Como resultado de ese pacto, 6 mil 884 combatientes de esa guerrilla abandonaron las zonas donde operaban para concentrarse en 26 puntos del país donde están haciendo su desarme. Los espacios que dejaron son los que intentan copar a sangre y fuego otros actores armados.

La policía no cree que el Cártel de Sinaloa y otros cárteles mexicanos que se abastecen en esta región de Colombia –Los Zetas y el CJNG– apoyen a un grupo en particular, sino que trabajan con el que le ofrezca mejores condiciones de negocios.

“Aquí no vienen los pistoleros de los cárteles mexicanos. Vienen los gerentes, los que hacen los tratos comerciales, y muchos de ellos no llegan hasta aquí, arman los negocios en hoteles elegantes de Cali o de Pasto (la capital de Nariño, el departamento al que pertenece Tumaco)”, dice un agente de inteligencia de la PNC.

Pero activistas comunitarios consideran que al menos el Cártel de Sinaloa ha estado involucrado en asesinatos y ajustes de cuentas.

“Hay una conexión directa entre algunos homicidios y el Cártel de Sinaloa. Es lo que dice la gente que vive en las zonas donde se ha visto a gente de ellos, a mexicanos. Definitivamente es un grupo que ha apoyado la violencia no sólo en Tumaco, sino en otras regiones del Pacífico nariñense. Por ejemplo, en Satinga”, dice un dirigente social.

El director antidrogas de la PNC, José Ángel Mendoza, señala que la salida de las FARC de los corredores de la droga generó un vacío de poder que están tratando de llenar bandas criminales y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), pese a que este grupo mantiene un diálogo de paz con el gobierno en la ciudad de Quito.

“Como el narcotráfico es un delito trasnacional, las organizaciones colombianas buscan alianzas con organizaciones internacionales, entre ellas los cárteles mexicanos, que son una fuente de financiamiento; pero nosotros no hemos detectado que estén directamente generando violencia acá”, asegura.

Mendoza, quien permaneció en Tumaco gran parte de abril para encabezar la ofensiva contra las bandas criminales, reconoce que la presencia de los cárteles mexicanos en esta región de Colombia que hace frontera con Ecuador es creciente “y cada vez estamos capturando más mexicanos aquí”.

Zona de peligro

La lucha que libran las organizaciones de origen paramilitar Renacer y AGC; el Clan Pacífico; las Guerrillas Unidas del Pacífico y la Gente del Orden –estas dos últimas, integradas por disidentes de la FARC–, y el Frente de Guerra Suroccidental del ELN, tiene a la población civil en un estado permanente de zozobra.

Unas 300 familias han sido desplazadas este año por la violencia. Y entre enero y el pasado jueves 25 se produjeron 71 asesinatos, uno cada dos días en promedio. Se trata de un índice demasiado alto para una ciudad de 202 mil habitantes. Es 3.5 veces más alto que el promedio en Colombia y superior al de los tres países más violentos de América Latina: El Salvador, Venezuela y Honduras.

El vicario de la diócesis de Tumaco, Arnulfo Mina, dice que este año se han disparado los asesinatos. “Aquí, en esta iglesia, tuve tres féretros de ejecutados en un solo día, y así ha pasado en otras parroquias. Llegó a haber 11 muertos en la morgue en un día. Eso es impresionante. Si el gobierno no hace algo va a haber un derramamiento de sangre mayor”, señala.

Para el sacerdote católico no hay duda de que los cárteles mexicanos están “alimentando, con sus enormes recursos, este conflicto, cuando menos esa es la información que nosotros tenemos, es lo que dice la gente”.

Cada vez, señala, “hay más reportes de que se ven algunos mexicanos por aquí, y yo no creo que estén haciendo mucho turismo”.

Pero lo que más preocupa al padre Mina es “la llegada, en los últimos meses, de mucha gente desconocida que dice ser del Clan del Golfo (o AGC), de La Empresa (grupo criminal del puerto de Buenaventura, 300 kilómetros al noreste de Tumaco), y se están ubicando en muchos barrios periféricos”.

Dice que son grupos armados de 50, 70 y hasta 100 hombres, que reclutan a jóvenes y milicianos disidentes de las FARC que no se acogieron al proceso de paz. “Han desalojado a familias de sus casas y ahora las ocupan ellos”, señala el sacerdote.

El problema de fondo, considera, es el abandono del Estado, porque no hay vías para sacar los productos agrícolas tradicionales –cacao, plátano, nuez de marfil– y comercializarlos.

“En cambio, la hoja de coca se la van a comprar al campesino donde la siembra, y se la pagan mucho mejor; pero como es plata malhabida, la gente se enloquece, comienza a tomar, a propiciar la prostitución, y eso causa mucha descomposición social y una cultura del dinero fácil.”

En Tumaco se suda el calor del mediodía. Muchos hombres caminan por las calles en sandalias y sin camisa y las mujeres usan ropa ligera. Las altas temperaturas y la humedad no dan tregua. Los niños nadan y se bañan en los ríos, en el Rosario, en el Mira, en el Patía. El viejo acueducto sólo abastece de agua a la ciudad cada 10 días.

Con tanta vía fluvial y actividad pesquera, gran parte de la población crece bregando en los ríos y en el mar. Las lanchas son un medio de transporte habitual y en muchos casos es el único que tienen comunidades enteras perdidas entre los manglares.

Miles de tumaqueños conocen bien las intrincadas rutas fluviales que conducen a las áreas de costas planas y cubiertas de mangle y los deltas de los ríos Mira y Patía, que a su vez están compuestos por numerosos esteros. Es muy usual que pescadores o lancheros que conocen desde niños esa exuberante zona costera acaben trabajando para los narcotraficantes.

Según estimaciones de la PNC, cada mes salen en lanchas por Tumaco al menos 10 toneladas de cocaína pura con destino a Centroamérica, México y Estados Unidos. En este último mercado, esa cantidad de droga alcanza un valor de 250 millones de dólares.

“Esto es lo que está atrás de la tragedia de Tumaco: el negocio de la droga. Y lo que necesitamos para contrarrestar ese efecto es inversión social”, dice Mina.

La brisa del Pacífico refresca por las tardes la ciudad. Antes del anochecer la bahía se ve magnífica, con un brillo rojizo que la cubre. En la isla El Morro están las bases de la policía, el ejército y la armada, así como la zona turística de esta ciudad llamada la Perla del Pacífico. Más allá, en el territorio continental, está la extensa zona del peligro.