fbpx
General

Mindefensa y Gremio de Empresas de Vigilancia también se oponen a proyecto de ley de senador Velasco

Dos casos de suicidio de vigilantes en Bogotá en lo que va corrido del mes, refuerzan las críticas y la posición de quienes están en contra del proyecto de ley propuesto por el senador liberal Luis Fernando Velasco que busca entre otras cosas, que los exámenes psicofísicos a los guardias de seguridad armados del país pasen a hacerse de cada año a cada cinco años.

Dicha posición en contra a este proyecto de ley la refuerza José Saavedra, representante del gremio de las empresas de vigilancia en el país y quien lanzó fuertes críticas a la falta de rigurosidad en dichas pruebas e incluso a la poca periodicidad con la que se hacen al afirmar: “para que sirven estos exámenes, qué están haciendo los centros que los hacen porque están dándose casos de suicido. Nadie nos alertó para sacarlos de la nómina y es por eso que la Superintendencia debe tomar control de esto”.

Le puede interesar: Suicidio de vigilante en Bogotá prende las alarmas en el país

Por su parte el Senador Velasco ha dicho en repetidas ocasiones que para realizar dichas pruebas se necesitan muchas más IPS aprobadas para esto y que las 110 que hoy cuentan con la autorización no son suficientes, y además se refugia en las dificultades que vigilantes de zonas apartadas del país presentan para desplazarse a ciudades capitales para conseguir las respectivas certificaciones.

No sabemos si al congresista se le olvidó ser legislador o los intereses particulares de quien está protegiendo, pues el decreto 026 del 2017 señala claramente la posibilidad de ampliar la cobertura de las instituciones especializadas, para lo cual se habilitó a las mismas que pudieran celebrar convenios únicamente donde no existiera cobertura, para que prestarán el servicio de certificación en convenio con IPS de regiones sin covertura. Es decir, lo único que se necesita es implementar dicho decreto, aumentar la rigurosidad y si es posible, la frecuencia en los exámenes.

Por otro lado está la solicitud del Ministerio de Defensa, que le pide tanto al Congreso como a la Superintendencia de Vigilancia velar porque las pruebas psicofísicas a los guardias de seguridad de todo el país se hagan con la mayor frecuencia y rigurosidad posible.