General

Nuevas modalidades de explotación sexual en zona rosa de Medellín

A Susana* la recogió un extranjero en un café de la Milla de Oro de El Poblado, en el sur de Medellín. En un día, ella tenía que mostrarle los sitios turísticos de la ciudad, ir a restaurantes y bares, el tour finalizaba teniendo sexo con él en un hotel. Su maquillaje cargado y zapatos altos la hacían ver mayor, pero en realidad apenas tenía 16 años.

Esta es una de las nuevas modalidades de explotación sexual de Medellín, donde ofrecen paquetes turísticos conocidos como The Girlfriend Experience (la experiencia de la novia), donde una adolescente, acompaña al cliente explotador a restaurantes, a hacer un tour por la ciudad y a recorrer los mejores bares de El Poblado, para después abusar de ella.

Esa modalidad fue detectada por la Policía de Infancia y Adolescencia y por el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia (Sisc), en julio de 2016, tras la captura de alias ‘Jake’, el gringo que lideraba una red de explotación sexual en Medellín.

“Jake buscaba niñas, entre 12 y 17 años en el centro, con un alto nivel de dependencia a las drogas, las llevaba hasta El Poblado y ellas recibían solo 10 dólares, de los 200 que él cobraba por ese paquete a extranjeros”, reveló la investigación del Sisc.

Aunque ‘Jake’ fue capturado en 2016 y se supone que su negocio murió con él, cuando se suicidó en diciembre del año pasado en prisión, esos paquetes turísticos seguirían vigentes con otras organizaciones, solo que la Policía no las ha identificado.

Es muy complejo detectarlas porque en el Parque Lleras, el corazón de la zona Rosa de Medellín, hace un año se veían grupos de niñas paradas en las esquinas ofreciendo sus servicios a extranjeros, sin importar si era de día o de noche. Hoy no es tan común porque la explotación se da a puertas cerradas, debido a los fuertes operativos de las autoridades de Infancia y Adolescencia. Esos servicios no se ofrecen en la calle sino de manera clandestina.

ELTIEMPO