Please assign a menu to the primary menu location under MENU

Asesinatos

Salamina despide con honores a policía asesinado en Meta

“Desgraciadamente los enemigos de la paz están aún presentes y de nosotros depende que cada día sean menos para que sacrificios como el de hoy no tengan que volverse a ver. Quiero pedirle a Dios que tenga a Leonardo en la gloria y que se valore su sacrificio, esfuerzo, profesionalismo y honestidad, así como su amor por la paz y la institución”, señaló, Camelo Ortiz.

El alcalde de Salamina, Luis German Noreña García, expresó que estaban allí reunidos para despedir a un hijo de la patria chica, a un hombre que entrego su vida por los colombianos y que su vocación lo llevó a servirle al país. “Estamos tristes, pero también orgullosos por la labor que él cumplió. Fue excelente hijo, esposo y hermano. Su trasegar por la vida fue de pocos años, pero dejó huella en Salamina y en Colombia. Mi sentido de condolencia para su familia”.

Después de la ceremonia religiosa y de los honores, el cuerpo del subintendente fue trasladado al cementerio Nuestra Señora de la Valvanera, donde fue sepultado.

Dolor

“La última vez que me comunique con él fue hace ocho días y estuvimos hablando de mi hijo y me aconsejo. Para mí era un excelente esposo y un sobrino muy bueno”, dijo Liliana Páez González, tía del integrante de la Policía.

“Que se haga justicia porque los crímenes los dejan impunes. No hacen nada y por eso la violencia. Estaba cumpliendo con su trabajo y le respondieron con bala. Eso es intolerancia”, exigió Páez González.

Agregó la tía, que Leonardo y sus dos hermanas menores, siempre vivieron en Salamina, después de haber fallecido sus padres, que su mamá, Ana de Jesús Valencia y ella los acabaron de criar. Él y sus hermanas estudiaron en la Normal Superior María Escolástica, donde se graduó como maestro. Luego hizo el curso para Policía y se fue a trabajar a Pereira, sus hermanas una vez terminaron los estudios, se fueron a vivir allá. Llevaba 15 años en la Policía Nacional y hacia poco había hecho curso para ascenso. Tenía esposa y una hija.

“Llevaba por allá 15 días. Antes de irse me llamó del aeropuerto de Villavicencio y me dijo que nunca olvidara que me quería mucho y que para donde iba era muy difícil comunicarse y que por eso quería despedirse”, contó conmovida su tía.

El profesor de la Escuela Normal Superior María Escolástica, William Nieto Velásquez, recordó a Leonardo como un joven que asumió el estudio con responsabilidad y una posibilidad para salir adelante y ayudar a sus hermanas.

Los hechos

Al subintendente Leonardo Gutiérrez González, de 36 años y natural de Salamina, lo asesinaron junto a su compañero, el patrullero Álvaro Villacorte, en el corregimiento de Playa Rica, en La Macarena (Meta). De acuerdo con la Policía de Meta, los uniformados fueron a llamar la atención en una discoteca conocida como La Barra por exceso de ruido, pero cuando llegaron un sujeto los atacó con una pistola y los asesinó.

LAPATRIA

Leave a Response