fbpx
Noticias

Aprovechó la confianza de una docente en Supía para abusar de un menor

Desafiante y sin intención de aceptar su delito se mostró, en diciembre del 2016, Luis Miguel León Vanegas, señalado ante un juez de control de garantías en Supía, de actos sexuales abusivos con menor de 14 años.

Sin embargo, y tras llevarse a cabo el juicio, el Juzgado Penal del Circuito de Riosucio lo condenó el pasado lunes a pagar 10 años de prisión. No valieron las pruebas de la defensa y tendrá que responder por abusar de un menor de ocho años y de la confianza de la familia de la víctima.

El abusador, que tenía 18 años para la época de los hechos, era alumno de la madre de la víctima. De origen humilde, comprometido con el estudio y considerado como un líder, empezó a colaborarle a la mamá del menor evaluando exámenes. Incluso le dio posada en su vivienda y pidió que le diera trabajo en una empresa familiar.

Al cariño que todos le cogieron respondió abusando sexualmente del niño, con engaños y en repetidas ocasiones, entre el 2013 y el 2014. Cuando lo tenía cerca le hacía gestos obscenos. La víctima no contó inmediatamente temiendo que no le creyeran.

Sin embargo, el menor empezó a mostrar bajo rendimiento académico, indisciplina y miedo a la oscuridad. Luego les confesó a un tío y a su madre lo que ocurrió. Ella relató que confrontó a Luis Miguel y este le confesó, entre lágrimas, que eso ocurrió, pero con el descaro de decir que solo fueron tres veces.

El condenado empezó a laborar en la Alcaldía y tras conocer que lo denunciaron se echó a perder. Según la sentencia, en febrero de este año lo capturaron, pero tres días después lo dejaron libre por un error en su captura. Sigue prófugo de la justicia.

Cuide a sus hijos

*Controle el acceso a internet y a las redes sociales.

*Mantenga un contacto permanente y comunicación directa con ellos.

*Enséñeles a manifestar sus emociones de manera verbal y no verbal.

*Exija respeto a su intimidad, que tengan sus espacios para vestirse o bañarse solos.

*Indíqueles que deben aprender a aceptar o a rechazar caricias.

*Escúchelos y créales lo que le dicen.

*Fortalezca su autoestima y personalidad, aplauda sus logros.

LAPATRIA