fbpx
General

División en la medicina colombiana, guerra entre cirujanos plásticos y cirujanos estéticos

En lo corrido de este periodo legislativo el Partido Alianza Verde en cabeza del senador Jorge Iván Ospina presentó un proyecto de ley para regular la cirugía estética. Este proyecto lleva el respaldo de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica  (SCCP), busca reducir el número de muertes por procedimientos mal realizados, por personas no idóneas, en lugares no autorizados, sin embargo el proyecto tiene críticas de los médicos que no han hecho una especialidad formal en cirugía plástica, pero que llevan muchos años realizando cirugías estéticas bajo protocolos de buenas prácticas médicas.

Buscamos la otra cara de la información para determinar en realidad de que se trata el problema y que hay detrás de este proyecto.

Los argumentos de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica son que en el país médicos que no tienen la formación de médico especialista en esta área de la medicina, están realizando procedimientos de cirugía estética y esto ha aumentado el número de muertes, este personal realiza las cirugías en lugares no autorizados lo cual representa un riesgo para la salud de los pacientes.

Los cirujanos estéticos afirman que ellos se han preparado durante 4 años de dedicación exclusiva a estudiar esta disciplina y que los médicos cirujanos plásticos solo tienen la formación de medicina general lo cual no les da los conocimientos necesarios para realizar este tipo de cirugías ni dar solución a las complicaciones. También afirman que ellos participan en un exhaustivo proceso de selección para la formación de especialistas que solo escoge a los mejores alumnos para ser parte de esta especialidad.

¿Entonces nos preguntamos en dónde está el origen de la discusión?

En el país se realizan cirugías estéticas por personas que no son médicos, que no  poseen la experticia ni el conocimiento, en lugares que originalmente no funcionan como clínicas, lugares que no cuentan con las medidas de seguridad para solucionar una eventualidad.

Esta situación ha hecho que cuando una persona decide someterse a una cirugía de bajos costos en estos lugares, también se somete al riesgo inminente de perder la vida.

Además los cirujanos estéticos se quejan que la sociedad colombiana de cirugía plástica lleva 20 años queriendo impulsar una ley para tener el monopolio del rentable negocio de la cirugía estética con maniobras poco claras que se encuentran en investigación y que fueron evidenciadas en publicaciones del periódico El Espectador el 16 de  junio de 2012, léase Pelea de médicos en cuidados intensivos.

EXTRA