General

Luly y su hijo Ángelo, un ejemplo de amor y superación

Distrofia muscular de Duchenne, es la extraña enfermedad que padece Ángelo, el hijo menor de la querida actriz barranquillera Luly Bossa.

Acausa de dicho padecimiento, Ángelo se fracturó cuatro veces los brazos intentando mantenerse de pie, por lo que decidió no caminar hasta encontrarse totalmente sano, además de ser víctima de matoneo en el colegio al que asistía por parte de sus compañeros, e incluso la actriz indicó “negligencia de los profesores”.

Pero esta difícil situación no ha sido impedimento para que Luly y Ángelo continúen luchando por la vida, por lograr sus sueños, convirtiéndose en el ejemplo para muchas familias que viven esta experiencia, que solo con amor se puede superar .

Así como la actriz colombiana, existen más celebridades que han tenido que salir adelante, luchando con la relación entre la fama y las diferentes condiciones de salud que padecen sus hijos.

Artistas como Colin Farrell, Olga Tañón y Victoria Beckham, al igual que el reggaetonero Wisin, cuya hija padece la trisomía 13, que es conocida científicamente como síndrome de Patau.

Esta condición hace que un recién nacido padezca de microcefalia, que tenga dedos de más en los pies o en las manos, falencias cardíacas y ojos pequeños o poco desarrollados, entre otras anomalías.

Según especialistas, esta condición cromosómica sucede cuando se presentan anormalidades genéticas en el cromosoma número trece, permitiendo al afectado durar máximo un año de vida. Se presenta en uno de cada 10.000 niños.

Hijo menor del actor irlandés Colin Farrell, sufre del síndrome de Angelman, una enfermedad neuro-genética que causa ciertas discapacidades en el desarrollo, y movimientos espasmódicos.

La hija de Gloria Tañon presenta una enfermedad poco común que provoca que las plaquetas y la hemoglobina bajen de golpe. Había sido diagnosticada con el mal de Sebastián, pero eso fue desmentido.

El hijo de David y Victoria Beckham sufre de epilepsia, por lo que en varias ocasiones sus padres han tenido que recurrir a los paparazis, para decirles que las luces de las cámaras fotográficas le podrían causar convulsión.

Prueba fehaciente de que las condiciones de salud no limitan a una familia que está decidida a salir adelante han sido los emprendimientos de la actriz para quien sus hijos son lo más importante. Hoy es la última función de su obra ¿Y si me caso qué? , en El Teatrico de Medellín un trabajo de su inspiración. Así es Luly Bossa, aguerrida y luchadora.

¿Y si me caso qué? Es un musical unipersonal o One woman show , donde el centro de la historia es María, personaje que relata con experiencias cotidianas las dudas de una mujer como cualquiera sobre el matrimonio, el príncipe azul, las infidelidades y la felicidad de pareja. El público paisa no debe perderse esta maravillosa puesta en escena