fbpx
Noticias

Caldas insiste en llegar a 35 mil alumnos en Jornada Única al 2019

La Jornada Única lleva dos años en Caldas. Poco a poco la Gobernación la implementa en primaria y en secundaria. El 2017 terminó con 15 mil 275 alumnos y la meta a diciembre del próximo año es tener 35 mil, de los cerca de 90 mil que estudian en instituciones públicas.

El reto, más allá de la alta pretensión numérica, es terminar de convencer al sindicato y a la misma comunidad sobre las ventajas del programa. ¿Se podrá lograr?

La Jornada Única se entiende como una actividad escolar de siete horas para preescolar, ocho horas para primaria y nueve horas para secundaria y media. Sin embargo, en diciembre pasado el Gobierno Nacional oficializó la disminución de una hora. El asunto también trae polémica.

Cada política educativa, como es lo lógico, tiene su impacto directo en los escolares. LA PATRIA les preguntó a dos alumnos de Aranzazu, quienes estudiaron en la jornada ordinaria y ahora están en la Jornada Única.

¿Cuál le parece mejor?

– Álex Fernando Botero, grado 10

* “Me gusta la Jornada Única, me parece muy buena, mientras le aseguran a uno el restaurante escolar, porque en mi caso vivo lejos del colegio”.

* “Hay estudiantes que se quedan sin este servicio necesitándolo. Me parece importante que al estar más tiempo estudiando, hay más oportunidad de aprender”.

– Manuel López Zuluaga, grado 9

* “Me parece mejor la jornada ordinaria de antes, porque teníamos las horas de estudio normal”.

* “Nos quedaba buen tiempo para hacer tareas y para estar en los ensayos y participaciones de la banda estudiantil de músicos, como en mi caso”.

Puntos

El sindicato, tanto en Caldas con Educal como en el resto de Colombia con la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) reitera su opinión. “No estamos en contra de la Jornada Única, pero creemos que para avanzar en la implementación deben cumplirse los requisitos de las normas”, comenta Hernán Patiño, fiscal de la organización sindical.

En la práctica, indica que deben garantizarse los recursos para construir e intervenir plantas físicas, garantizar restaurante y transporte escolar y ampliar la planta de personal docente y directivo.

El secretario de Educación departamental, Fabio Hernando Arias, sigue firme en la idea de incluir a 20 mil estudiantes más en estos dos años a la Jornada Única. “La meta aumentará sustancialmente cuando entreguemos los 27 proyectos de obras”.

Se refiere al mejoramiento y construcción de nuevos colegios, que incluyen 159 aulas para reparar y 240 para estrenar, además espacios como cocinas, restaurantes, patios, corredores, sedes administrativas, entre otros. Son cerca de $90 mil millones, aportados por los gobiernos Nacional, Departamental y municipales.

Carlos Jaime Gallego, gerente Jornada Única Departamental, expone que ha sido gradual, empezando por ejercicios pilotos de formación en las áreas mencionadas en contra jornada, pasando por la implementación en los establecimientos que tienen una jornada (mañana o tarde).

En el 2015 fueron 4.796 alumnos en el programa y el pico más alto fue en el 2017 con 7.177.

Gallego complementa: “Además avanzando hacia el alistamiento de todos los insumos (docentes, infraestructura, alimentación, transporte) necesarios para la implementación en todos los establecimientos”.

El directivo de Educal añade que es fundamental mejorar las condiciones salariales de los educadores. Gallego responde que en el programa se ha priorizado con la propia planta docente del Departamento. “Generando oportunidades laborales para los docentes que se liberan de las instituciones, según relaciones técnicas establecidas en la normatividad y a su vez se incentiva mediante horas extras ajustando los planes de estudio de instituciones”.

Por horas

Otro elemento que ha sido discutido tiene que ver con la utilización de las horas. Patiño expresa: “La Jornada puede ser un elemento de transformación social, siempre será mejor tener a los jóvenes en el colegio. Eso sí se debe aclarar si es solo para retenerlos o es para avanzar en formación en conocimiento y ética, dos elementos que van a la par”.

Para el gerente de Jornada Única el proceso no es sinónimo exclusivo de más horas de formación. Aunque sí implica que los estudiantes pasen más horas en el sistema educativo, este tiempo adicional deberá orientarse a la formación en áreas críticas como matemáticas, lenguaje y ciencias.

Concluye: “De forma complementaria y extraescolar, se implementarán actividades recreo-deportivas y culturales que fomenten el desarrollo de competencias transversales.

Las metas del Gobierno Nacional son exigentes. Se espera que el ciento por ciento de los estudiantes colombianos de la zona urbana estén en el 2025 en Jornada Única y todos los de la rural en el 2030. El mandato del gobernador de Caldas, Guido Echeverri, pretende llegar al 38% al final de su periodo, teniendo en cuenta que son cerca de 90 mil los matriculados.

Eso significa, que si lo logra el 62% quedará como tarea para los próximos mandatarios, con un plazo de seis años para el área urbana y de 11 para la rural. Todo ligado a las buenas intenciones, voluntades políticas y por su puesto a miles de millones de pesos.

Algunos datos

* La Jornada Única en Colombia quedó estipulada de nuevo con la Ley General de Educación de 1994.

* En el 2013 en el país había 10 millones 600 mil estudiantes, de colegios públicos y privados.

* Solo el 18% de esos 10 millones 600 mil estaba en Jornada Única o completa.

* El 90% de alumnos en jornada completa correspondía a privados.

* Caldas, sin contar Manizales, tiene 35 instituciones en Jornada Única.

* En total son 91 sedes caldenses, es decir, de primaria y secundaria que están en el programa.

* 18 municipios del departamento, fuera de Manizales, están en el programa: Anserma, Chinchiná, Manzanares, Marquetalia, San José, Aguadas, Salamina, Aranzazu, Belalcázar, La Dorada, Riosucio, Supía, Samaná, La Merced, Pácora, Pensilvania, Victoria y Filadelfia.

* Seis instituciones rurales ya tienen Jornada Única.

¿Qué es?

* Una política que busca aumentar el tiempo de permanencia en el colegio para así incrementar las horas lectivas y fortalecer el trabajo pedagógico.

* Una estrategia de gestión del tiempo escolar para profundizar en el desarrollo de las competencias básicas y ciudadanas de los estudiantes.

* Una estrategia orientada al fortalecimiento en las áreas de matemáticas, lenguaje, ciencias naturales e inglés.

* Debe incluir al 100% de los estudiantes de los estudiantes de los grados en que se focalicen.

¿Qué no es?

* No es una estrategia para el uso del tiempo enfocado en lo lúdico o de refuerzo de áreas. La Jornada Única debe estar integrada al currículo.

* No es jornada complementaria porque no es una estrategia para complementar lo que se hace en la jornada obligatoria, debe ser parte de una misma jornada, coherente, enfocada hacía el mejoramiento de competencias básicas.

* No es jornada extendida porque no está pensada para actividades extracurriculares, si no para actividades curriculares.

Dos madres de estudiantes de Chinchiná opinaron lo siguiente sobre la Jornada Única:

Martha Giraldo

Los estudiantes mantienen ocupados todo el día. El año pasado hubo problemas con el celador.

Paula Andrea Granada

A veces no hay tiempo de cuidarlos, y acá están ocupados todo el día. Se presentaron inconvenientes con la celaduría.

Fuente: lapatria,com