General

visibilizar los casos de abuso, es la valiente forma de erradicar la violencia contra las mujeres

Carolina Flórez

Es imposible no afectarse al conocer hechos tan impresionantes como el que tuvo que pasar Betsy Bermúdez, sin embargo son el claro ejemplo de la fortaleza de una mujer que se aferra a la vida y lucha por cumplir sus metas. Así ella relata su historia:

“Pensé que me había muerto”, recordó sobre el momento en que sus captores la botaron en un caño de Bogotá, el 5 de junio de 2017. Ella fue secuestrada seis días después de que el diario El Tiempo revelara el drama que padeció 19 años a la sombra de su padre, Antonio Bermúdez.

Volvió al sitio donde estuvo secuestrada y la mantuvieron drogada para torturarla y abusar de ella, “Me acuerdo por la casa naranja, porque cuando me desperté yo estaba en esa casa, estaba sentada”, relató sin poder contener el llanto.

“En los exámenes médicos salía que me inyectaban escopolamina y me dieron clonazepam (…) las voces y las imágenes de ellos nunca se me van a olvidar. Yo estaba en el piso, nunca me daban de comer ni tomaba agua, yo les decía que tenía sed y lo único que hacían era entrar canecadas de agua y tirármelas”, continuó.

Sus captores le cortaron el pelo, las cejas y le quemaron una mano cuando se quiso resistir, “no sé cuánto tiempo pasó, lo único que hice fue tratarme de parar pero no pude, tenía mucho mareo y me volví a caer”. Para ella no hay duda de que su papá “tiene que ver en esto, lo puedo asociar (…) cuando yo le puse la demanda a él, él me pegó y en ese momento me dijo que yo iba a ser una mujer muerta”.

Betsy, un caso tan difícil como el de ella, una niña que en su propio hogar la han agredido sexualmente, físicamente, emocionalmente. Ha sufrido tantas violencias y el entorno ha sido tan violento, pero este es el caso de muchas colombianas, más de las que nos imaginamos”.

El 92% de los casos de violencia contra la mujer, como el de ella, está en la impunidad, en 2017  se registraron más de 17 mil casos de abuso sexual a menores de edad entre los 10 y los 13 años.

El 83,6 % de las violaciones a niños se producen en los hogares, son padres, son tíos, son familiares cercanos, son vecinos. En 2017, 150 mujeres no sobrevivieron para contar su historia. Betsy encarna la voz de las que se fueron y de las miles que a esta hora pueden estar padeciendo su propia tragedia. Por esta razón una de las principales motivaciones de Carolina Flórez, candidata a la Cámara de Representantes por el partido de la U con el número 112 , es que estos casos tengan eco como forma de prevención, es sus redes sociales, permanentemente recalca sobre la importancia de las alertas y las denuncias de cualquier caso de violencia, pero también de la solidaridad que debe darse entre las mujeres de la familia, el barrio, la ciudad y el país para blindar de los ataques a todas, solo con la unión se puede conseguir la fuerza necesaria para evitar que los abusadores sigan haciendo daño.