Please assign a menu to the primary menu location under MENU

Noticias

Populismos de extrema derecha e izquierda son el riesgo: Roy Barreras

¿Cómo viene andando la campaña de Roy Barreras?

Bien. He tenido el gusto de recorrer toda Colombia tres veces en los últimos meses. Fundamentalmente, en las zonas de conflicto. He podido volver a hablar con las víctimas del conflicto armado y allí me dicen casi de manera unánime: “vaya, cuénteles a los que ven la guerra por televisión que la paz que ustedes hicieron sí valió la pena, porque salvó vidas”. Por eso yo, con este mensaje de la fuerza de la paz que vengo sembrando en todas las regiones del país, lo primero que hago es agradecerles a los 6 millones y medio de colombianos que votaron por el Sí, los que lloraron con nosotros cuando ganó el No y los que nos estimularon a seguir adelante para salvar esas vidas.

Usted encabeza un partido del que se dice que está en crisis, que no va para ningún lado, que va a fracasar… ¿cuál es su opinión?

Yo tengo una doble tarea. La primera, defender el legado de la paz.  La segunda, ayudar a que el Partido de la U vuelva a ganar las elecciones. Le anticipo: el partido de la U ha ganado todas las elecciones desde que existe. Vamos a derrotar al Centro Democrático en número de senadores y a Cambio Radical con todo y sus coscorrones, vamos a derrotar al Partido Conservador que abandonó a las víctimas. Vamos a volver a ser el partido mayoritario. Ganaremos.

Me parece una curiosidad quienes dicen que el Partido de la U es un partido que no significa nada. El partido de la U ha sido el único en Colombia que en los últimos 12 años hizo el recorrido correcto y yo lo reivindico y lo encarno. Del fracaso de Pastrana en el Caguán tomamos la decisión de recuperar las Fuerzas Militares y una política de seguridad democrática. Fue la U quien lo hizo y los demás no nos acompañaron en esa tarea. Pero lo hicimos para poder hacer la paz y no quedarnos con la guerra eterna. Hicimos la paz cuando hubo la oportunidad para hacerla, y en ese paso a la paz no nos acompañaron todos. Uribe abandonó la U, por ejemplo, y fundó su partido de extrema derecha.

¿A cuántas curules aspira el partido de la U?

La U va a superar las 20 curules y los demás partidos van a tener dificultades de distinta índole. El partido del “príncipe heredero” tiene todas las ventajas. Ha manejado 60 billones, con recursos públicos, 100 mil viviendas, tiene el apoyo de la inmensa mayoría de la maquinaria, de los gobernadores, ha construido una lista muy poderosa y va a duplicar su número de senadores. Cambio Radical podrá tener fácilmente 17 senadores. El Partido Conservador va a disminuir su número de senadores. El Centro Democrático, a diferencia de lo que piensan otros, va a disminuir su número de senadores por dos razones: primero, porque ahora que la lista es abierta para ellos, se dan cuenta de que es como algunos arreglos de navidad y es que están como algunos muñecos de navidad, algunos rellenos. En esa lista nadie tiene votos, con excepción de Uribe que por supuesto tiene sus propias dificultades y no puede arrastrar con tanto paquete en una lista abierta. Creo que el mejor de esa lista no está en la lista, que es el que pusieron de candidato presidencial que es Iván Duque.

Usted dice que van a ganar, que siempre han ganado, ¿van a ganar con los votos de los Ñoños, de los Musas…?

Con los votos de Álvaro Ashton, del Partido Liberal; de Merheg, del Partido Conservador; del Polo que tuvo a Samuel e Iván Moreno… los partidos políticos en Colombia tienen gente buena, regular y mala. La justicia determina quiénes son los culpables.

¿Qué sensación le queda ser la cabeza de lista de un partido que lleva al hermano de Musa Besaile, al heredero del Ñoño Elías…?

Yo no soy vergonzante. Yo estoy a la cabeza de la fuerza de la paz y del partido de la U con orgullo y con eficiencia. Este partido paró una guerra, es el partido de la paz. El único que cuenta entre sus militantes a un premio Nobel de Paz. Este partido está constituido por colombianos, y la mayoría de los colombianos somos buenos, pero también hay gente regular y mala. De manera que, en el partido de la U, como en la Iglesia católica, como en la protestante, como los hinchas del América o de Millonarios, está constituido por colombianos y hay de todo. Yo no me avergüenzo de ser hincha de la selección Colombia porque hay bárbaros que se cogen a botella. No me avergüenzo de ser la cabeza de lista del partido que le dio la paz a Colombia.

¿Usted cree que vamos a repetir la polarización en torno a la paz y a la guerra que vimos en las elecciones pasadas?

Yo creo que la próxima elección presidencial tiene un riesgo mayor, que es el del populismo. Me parece que para la mayoría de los colombianos está absolutamente claro que sí se desarmaron las Farc y que sí es mejor vivir en paz que vivir en guerra y que la paz tiene dificultades que yo denuncio. El asesinato de más de medio centenar de personas que dejaron las armas. Quizá a nadie le importen ya los desaparecidos, pero aún no se crea la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos. Me mortifica la ineptitud del Estado para proteger a líderes sociales. Es decir, la paz tiene dificultades, pero eso no significa que no tengamos que perseverar en ella. La próxima elección presidencial demostró que la paz es mejor y que, en cambio, el riesgo será que la ola de indignación contra los partidos políticos en el mundo nos lleve a extremos populistas, como a Trump.

¿Cuál es nuestro Trump?

Nuestro Trump es Ordóñez. Y además él está orgulloso de serlo. Y la ola de indignación de los partidos eligió a Chávez y a Maduro. Los populismos de extrema derecha y de extrema izquierda son el riesgo en la próxima elección.

¿Y ustedes con qué candidato presidencial se van a ir?

Con “Messi”. Porque mes y medio antes de la elección presidencial vamos a tomar la decisión por una razón: porque 2 millones de electores inclinarán la balanza. La U va a ganar la elección parlamentaria y va a decidir cuál es el próximo presidente, con dos condiciones mínimas: el que pretenda ser presidente tendrá que garantizar que avanzamos en la construcción de un país en paz y no nos devolvemos al a guerra y, tendrá que garantizar que el Estado llegue a todo el territorio.

¿No descartan ni a Petro?

El partido de la U ni se apresura a subirse al Titanic, que es el barco más grande, con todas las luces prendidas y todos los ricos adentro y que se hundió. Hay gente que todavía se está subiendo al Titanic de Vargas Lleras. Pero la U todavía no se sube al Titanic, ni tampoco descarta a nadie.

¿Cuál es su posición frente a la legalización del consumo de drogas?

No tenga la menor duda: la prohibición es el crimen. Los colombianos somos víctimas de una guerra contra las drogas donde los colombianos ponemos los muertos y los gringos ponen la perica. Si allá no compararan la porquería, aquí nadie la vendería. Los gringos ponen la nariz para meterse la perica. El problema del consumo de las drogas, incluyendo el alcohol y el tabaco es un problema de salud pública y no de política criminal. Solo cuando se rompa ese falso paradigma que inventó Nixon en los años 60, podremos liberarnos de la maldición del narcotráfico. Entre tanto, no nos queda más que perseguir a los criminales de la mafia que a sangre y fuego se enriquecen por cuenta de la prohibición que los hace millonarios.

¿Eutanasia?

Estoy de acuerdo. Es que hay dos tipos de eutanasia: activa y pasiva. Yo soy partidario de la eutanasia pasiva, que se llama técnicamente como el derecho a morir dignamente, pero no de la eutanasia activa. La diferencia es que en la eutanasia pasiva usted suspende los medios artificiales que sostienen viva a una persona que sufre. La activa, si usted suspende los apoyos médicos la persona sigue viva. Esa es la inyección letal. A esa yo me opongo. Es decir, yo estoy de acuerdo con que no se prolongue artificialmente la vida, pero no que se le quite la vida a quien por medios naturales sigue viviendo.

¿Impuestos a las iglesias cristianas?

No solamente creo que las iglesias deberían contribuir al bienestar de sus feligreses, sino que algunas de ellas son lavadero de activos. Y eso amerita una investigación a fondo de esos multimillonarios pastores que, arropados en la buena fe de sus feligreses, se enriquecen y tienen máquinas contadoras de dinero y montan iglesias que son partidos políticos. Algunos andan de candidatos en estos días.

¿Un libro?

Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre.

¿Una canción?

Cantares, la versión de Joan Manuel Serrat, del álbum dedicado a Machado.

¿Aborto?

Defiendo la despenalización del aborto en los tres casos en que la Corte Constitucional los definió.

¿Rebaja de edad penal para menores?

El que mata como adulto debe pagar como adulto, y creo que hay que reformar el Código de Infancia y Adolescencia, si bien hay que prevenir socialmente el delito. También, hay que endurecer las penas como reincidentes.

¿A favor o en contra de las corridas de toros?

En contra.

¿Matrimonio igualitario y adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo?

A favor.

¿Un miedo?

A las alturas.

¿Una intolerancia?

No tolero los ebrios porque yo no bebo.

¿Un político que lo inspire?

Del presente, Barack Obama. Del pasado, John Stuart Mill.

Fuente: elespectador.com

Leave a Response