General

Se evidencia clara discriminación a la mujer en debates políticos de los medios de comunicación.

Piedad Córdoba

Las elecciones del 27 de mayo no dejan de ser el tema central del cual se habla en Colombia. Los medios de comunicación son los encargados de abrir espacios para informar y que los ciudadanos conozcan de cerca los temas coyunturales del país.

Para las elecciones Presidenciales se han realizado diferentes debates. En esta semana se presentó un ciclo particular, lo llamamos ciclo porque al parecer varios medios se han encargado de discriminar a algunos candidatos y a sus fórmulas en los encuentros que buscan dar a conocer los planteamientos de cada candidato en la contienda.

Para empezar, Teleantioquia organizó esta semana un debate con candidatos presidenciales y excluyó a dos mujeres que son también candidatas, Piedad Córdoba y a Viviane Morales. Por otro lado Revista Semana hizo lo propio y obviaron la presencia de Jaime Araujo y a Jorge Leyva quienes son las fórmulas vicepresidenciales de las candidatas mencionadas. Así mismo este jueves en Barranquilla El Heraldo programó también un encuentro en donde las mujeres brillaron por su ausencia.

Las candidatas quienes no tienen una alta intención de voto en comparación con los otros candidatos en las diferentes encuestas que se han realizado para identificar la tendencia de quién podría ser el elegido por los colombianos para dirigir el país, no deberían ser excluidas de participar en estos espacios, puesto que su voz y sus propuestas deben ser tomadas con igualdad.

Se desconocen las razones específicas por las cuales al debate solo fueron invitados los cinco hombres y no las dos mujeres de la contienda, pero con esto es evidente la discriminación, el racismo y la falta de respeto a las candidatas que quieren empoderar al país a través de propuestas viables, haciendo ver a Colombia como un país machista.

Ver: Teleantioquia excluye a Piedad Córdoba del debate presidencial de hoy. ¿Racismo?

Cabe recordar que la posición de los medios tiene que ser imparcial frente a todos los candidatos sin pensar en velar por sus intereses e inclinación política. Estos actos son vergonzosos y no permiten que avancemos como nación democrática.

Los medios de comunicación en su función de orientadores de opinión tienen la responsabilidad de manejar un criterio imparcial y equitativo, con el propósito de que los colombianos sean quienes decidan a quién le entregarán su confianza, esto se ve opacado cuando sin revelar ningún motivo se escuchan los planteamientos de unos y no de todos los candidatos presidenciales, dejando una sensación de que las casas periodísticas tuvieran preferencias o intereses diferentes a la única clara misión que los cobija y es el deber de informar . Estas actitudes son ofensivas frente a una nación de hombres y mujeres que luchan por la defensa de las libertades y no permiten que avancemos como nación democrática.