Manizales

Muere en Manizales Juan Bobo

Juan Bobo lo llamaban todos los afromarmateños, pero su verdadero nombre era Juan de la Cruz Martínez Cardona.

Nació en la vereda Echandía, situada al norte del municipio de Marmato en 1951.

Los habitantes recuerdan que este personaje, que era sordomudo, no se perdía ninguna ceremonia eucarística y a veces la interrumpía para darles el saludo de la paz a todos los feligreses.

«También era común verlo en los velorios, llamándole la atención a los hombres que tenían el sombrero puesto», comentó Angélica Pulgarín, oriunda de la misma vereda de Juan de La Cruz.

Los domingos estaba pendiente del almuerzo que preparan las damas del grupo de salud en el Colombiano, sitio en el cual se desarrolla esta actividad social, agregó Dolly Ortiz, integrante del grupo.

«Más bobos somos nosotros» comentó entre risas Deiro Castro Pescador, secretario de Educación en Marmato, quien recordó que diariamente iba a la alcaldía. Sin hacer filas o importarle que estuviera en una reunión, entraba al salón donde estaba el alcalde Julio Vargas Chica, quien ya sabía que Juan Bobo iba por los $2 mil. «No recibía monedas, ni un billete de mil. Tenían que ser $2 mil», precisó.

El abogado Wilson Giovanny Castro Ortiz expersonero de Marmato, aseguró que era todo un personaje, muy bien vestido y sin ningún vicio. «Vivió la mayor parte de su vida con su hermano Joel en el sitio de expansión urbana conocido como Urbanización La Betulia».

Entre las anécdotas, recuerdan que Juan Bobo era el usuario número uno de las rutas de vehículos, sin pagar un solo pasaje, así tuviera plata en los bolsillos. Generalmente abordaba las chivas con la ruta Marmato- Supía, el día domingo.

El personaje era apreciado por todos los marmateños, pero pocos conocían su verdadero nombre. Solo Gustavo Pulgarín, un minero tradicional que lo conoció desde su infancia en la vereda Echandía, recordó claramente el nombre y las condiciones de este hombre quien el pasado 7 de abril, a sus 67 años de edad, dejó de existir en el Hospital de Santa Sofía, víctima de una afección pulmonar.

Fuente: lapatria.com