Manizales

Concejal atacó a otro diciéndole “costeño”, y la pelea destapó escándalo de contratos

Los dos concejales en Manizales terminaron enfrentados por esa frase que se dio en medio de un debate de control político, y esa disputa los llevó a ‘sacarse los trapos al sol’ en medio de un entrevista que concedieron.

Todo empezó cuando el concejal Carlos Mario Marín (del partido Alianza Verde) llamó “costeño” a su colega Rafael Torregrosa Gutiérrez (partido Liberal), que es oriundo de Ciénaga (Magdalena).

Decirle al alcalde que yo no acepto costeños como interlocutores. Yo quiero invitar a esos amigos que no son manizaleños a que se atrevan a mover la ciudad por el interés general,  y no vengan con discursos filantrópicos y filosóficos cuando es lo que menos sienten por la política…”, dijo Marín en el recinto.

Debido a la polémica que se armó, pues muchos tildaron la expresión de Marín como un comentario “racista” y “xenófobo” y hasta lo insultaron en redes, W Radio los entrevistó este miércoles con la intención de que el concejal aceptara su error y ofreciera disculpas.

Pero no sucedió así. Marín trató de restarle importancia a su comentario y, por el contrario, aprovechó la entrevista para destacar las denuncias que ha hecho en contra de la administración local.

Fue ahí cuando el concejal Torregrosa tomó la palabra y de entrada acusó a Marín de buscarle contratos al papá a través de la gobernación de Boyacá.

“Constantemente habla de las contrataciones exageradas de la administración en materia de pauta publicitaria. Nosotros hicimos un trabajo investigativo y pudimos comprobar que mientras él hace cuestionamientos por la pauta radial no le cuenta a la ciudadanía que usa su credencial y amistad con el Gobernador de Boyacá para que le den unos contratos publicitarios cuantiosos de más de 20 millones de pesos a su señor padre, que tenía unos programas musicales en la noche en una emisora pirata que no tenía licencia ni permisos del Ministerio de Comunicaciones, y que recientemente fue cerrada”, dijo.

Con esta denuncia pública, Torregrosa dijo en la emisora que le estaba “quitando la máscara” a su colega, y de paso le recordó que en el Concejo municipal están “cansados de su berrinche y de su comportamiento infantil”.

“Viene saboteando las sesiones del Concejo a través de las redes sociales, porque hay que reconocer que es un buen ‘youtuber’, más no un buen concejal”, le recriminó.

Pero apenas tuvo la oportunidad de intervenir, Marín se defendió: “Lo que está diciendo sobre mi padre no tiene nada que ver conmigo. Yo no le hago control político a Boyacá, sino a Manizales. Mi papá es un apasionado de la radio que tiene un programa musical. No tiene ningún pecado que él quiera ofrecer sus servicios a la Lotería de Boyacá”.

El concejal ‘verde’ también aprovechó para denunciar que “la pauta oficial de la Alcaldía de Manizales creció en un 122 % de un año a otro. Pasó de 368 millones de pesos a 818 millones de pesos”.

“Lo que está pasando en Manizales es tan grave que ya está de por medio la Flip (Fundación para la Libertad de Prensa) […] se están llevando el 70 % de la pauta publicitaria para darles a los periodistas en Manizales”, dijo Marín, y puso como ejemplo “a la cadena radial RCN, a la que se le paga un contrato para difundir campañas sobre cultura ciudadana, y ahora van y contratan al periodista que hace las denuncias dentro de RCN”.

Para reforzar sus argumentos, Marín cita un informe que publicó el diario La Patria de Manizales sobre este escándalo de contratación local (y sobre los supuestos pagos a periodistas), y al revisar ese medio se encuentra que efectivamente el artículo salió el pasado domingo 8 de julio con el siguiente titular: ‘Los fantasmas tras la pauta oficial en Manizales’.

En resumen, lo que comenzó como un agravio contra un concejal en medio de un debate, terminó en una pelea que destapó serias irregularidades en materia de contratación.

Fuente: https://www.pulzo.com