fbpx
DeporteGeneral

El día que Lionel Messi casi se agarra a trompadas con un compañero de la Selección

“¡Pendejo, ponete las pilas! Acá se corre hasta la última pelota. No te podés dejar anticipar”.

Lionel Messi tenía 24 años y ya era considerado el mejor futbolista del mundo. Sin embargo, a Nicolás Burdisso poco y nada le importó el curriculum de su compañero. Y, acostumbrado a tener voz de mando, le marcó la cancha. Fue en la fría noche del 6 de julio del 2011, cuando la Selección empató sin goles frente a Colombia, por la Copa América de aquel año. Y se fue silbada por los hinchas.

Lo que sucedió después nunca quedó claro. Las desmentidas fueron muchas. Como también las explicaciones. “Son momentos de calentura. Está todo bien”, fue lo más escuchado en los días siguientes. Pero algo pasó. Y el propio Burdisso, siete años más tarde, lo admitió. Y dio un dato que, casualidad o no, dejó mal parado a Messi.

“Son cosas que pasan muy a menudo en el vestuario. Discutimos dentro de la cancha, el quería la pelota, yo se la quería dar pero no podía, él estaba incómodo con el partido, yo con la situación, cosas que se dan”, arrancó el ex defensor de Boca, quien estuvo invitado a PH, Podemos Hablar, el programa que conduce Andy Kusnetzoff en Telefé.

Y ante el silencio del resto de los invitados, siguió: “Entramos al vestuario peleando, discutiendo y cuando vi que venía, me paré como para pelear pero justo nos separaron“.

La anécdota no sólo reveló un costado hasta el momento desconocido de Messi. También dejó ver que no conviene pelearse con el 10. ¿Por qué? Lo contó Burdisso. “Lo bueno es que terminó todo bien, aunque yo no volví nunca más a la Selección…“, dijo mientras sus compañeros de mesa se reían.

FUENTE CLARIN.COM