fbpx
General

“La lucha contra las drogas no está perdida si hay audacia, imaginación y no solo bolillo.”: Armando Benedetti

La estrategia del Presidente Iván Duque en cuanto al problema de drogas en Colombia apunta a la incautación de cualquier tipo de droga, aunque esta no exceda la dosis mínima, al considerar que quien la porta incurre en un comportamiento contrario a la convivencia.

El borrador del decreto busca que la Policía pueda decomisar en las calles cualquier tipo de sustancia, aunque sea para consumo. El portador tendría que demostrar que es adicto para que le devuelvan la droga. Ante este anuncio, que ha causado controversia, el Senador del Partido de la U, Armando Benedetti ha dicho que, el decreto ilegal del presidente Duque sobre la dosis mínima es respuesta al 40% de favorabilidad, según Gallup. “No nos tiremos de inteligentes respondiéndole a su decreto débil e ilegal.”

Asimismo, el Senador indicó que quitar la dosis mínima sin un sustento legal fuerte puede dar paso a que los jueces fallen a favor de esos “bandidos del microtráfico” y que se necesita más audacia para esta lucha.

Por otro lado, evidencio a través de su cuenta en twitter las alarmantes cifras de esta problemática, y evidenció que en 2017, el 38,7% de los estudiantes aceptó haber consumido drogas ilícitas alguna vez en la vida y el 22,4% lo hizo el último año. No obstante, el parlamentario señaló que desde el año 92 viene subiéndose el consumo puesto que “el año pasado 3 millones de personas probaron la droga. El 38% de la población escolar alguna vez la ha consumido. El alcohol hay también que pararle bolas, el 65% de los escolares tomaron trago.”

 “Estas cifras preocupantes deben obligarnos a hacer verdaderos esfuerzos en materia de prevención y atención del consumo.” Indicó el Congresista de la U.

De esta manera, Benedetti cuestionó la posible aplicación del enfoque de salud pública si la inversión se hace en la criminalización, y puntualizó que la inversión en un tratamiento de rehabilitación siempre es menos onerosa que los costos asociados al no tratamiento del consumo y que en Colombia en vez de hacer seguimiento a la inversión en prevención, se sigue criminalizando y estigmatizando al consumidor.

La Ley 1566 reconoce la drogadicción como un tema de salud pública; y en el debate que realizó Armando Benedetti el pasado 21 de agosto, el Ministerio de Salud y el Ministerio de justicia, reconocieron que la de política pública de prevención debe ser reformulada.

La lucha contra las drogas debe ser integral y transversal: consumo, prevención, sustitución de cultivos, tráfico, producción, comercialización. ¡No es con un decreto ilegal, no es solo bolillo! Engañan cuando se cree que sacando jíbaros se soluciona!