fbpx
Noticias

Víctimas del conflicto en Caldas expondrán sus historias en Francia e Israel

Mediante correlatos, texturas y polifonías, la Gobernación de Caldas fortalece los procesos de transición de las víctimas de la violencia al posconflicto, con el proyecto “Presencias sin rostros”. La iniciativa la apoyan las secretarías de Cultura y de Gobierno y busca que las víctimas le cuenten al mundo lo que vivieron desde procesos culturales y artísticos.

El talento, pero sobre todo las historias de vida de las víctimas, se expondrán durante noviembre y enero próximos en Francia e Israel.

El gobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahita, dijo que las víctimas no solo se deben reparar con dinero, sino moralmente, y los caldenses son los encargados de guardar en la memoria cada una de estas imágenes para que la historia no se repita.

“Este es otro elemento que realiza el Gobierno de Caldas conjuntamente con la Procuraduría en el camino de consolidar el posconflicto. Es una expresión cultural, artística, que permite recordar y guardar en la memoria a las víctimas de este departamento y mostrarle al mundo lo que aquí pasó, a través del arte”, indicó  el mandatario de los caldenses.

El secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita, señaló que como caldenses no podemos sufrir una demencia ante la guerra que vivió Caldas en años pasados, la cual dejó cerca de 120 mil desplazados y uno 18 mil homicidios.

“Estos hechos históricos no los podemos olvidar. Es natural del ser humano que cuando fallece un ser querido, se vive un estado de duelo. Las personas que vivieron el conflicto armado hoy todavía viven este estado y la mejor manera de lograr la aceptación de dicha situación es lograr que recuerden y rememoren lo que pasaron para no volverlo a vivir” aseguró Piedrahita Gutiérrez.

El secretario de Cultura, Lindon Chavarriaga Montoya, destacó la importancia de este tipo de iniciativas para las víctimas y para el enriquecimiento cultural y artístico del territorio. “Desde la Secretaría de Cultura hemos querido generar un significado simbólico de lo que es el posconflicto porque debemos reivindicar a las víctimas, no sólo en territorio sino también moral y espiritualmente”.

Con esta iniciativa se han involucrado cerca de 842 víctimas del conflicto, pertenecientes a Chinchiná, Norcasia, Viterbo, Manzanares, Riosucio y Aranzazu.

Foto: cortesía Gobernación de Caldas

Fuente