Please assign a menu to the primary menu location under MENU

GeneralNoticias

Boicot judicial impidió a Carlos Alberto Solarte culminar tramo Buga-Buenaventura

boicot judicial

A pesar del avance positivo de todas las obras cargo del empresario Carlos Alberto Solarte y su contratista Cass Constructores, el boicot judicial armado en su contra contribuyeron a la paralización de obras de infraestructura importantes que se llevaban a cabo en diferentes regiones.

Una de ellas fue la doble calzada del tramo Buga – Buenaventura, en Cali.

En esta ruta se trabajaba gracias a la participación del grupo Solarte como miembro de la APP Vía Pacífico (Alianza Público Privada).

Lea también: Persecución política impide a los Solarte culminar obras de infraestructura

El empresario ha mostrado su preocupación por el destino de ese proyecto, tomando en cuenta que es uno de los más importantes para la conectividad vial del país por el hecho de mover la mitad de la carga de comercio exterior de Colombia.

Los avances en la ruta Buga-Buenaventura

En 2017, los Solarte culminaron y entregaron el tramo 4 de ese corredor, de 19 kilómetros, luego de una inversión de 188.000 millones de pesos.

En julio de ese año, ya se había terminado una extensión de 69,2 km de los 113 contemplados en el proyecto original.

El objetivo principal de esa construcción vial es disminuir la duración del viaje de 4 horas y media a solo un.

Esa fue proyección del entonces ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, quien entregó el último tramo de la obra culminado.

La gente ha mantenido la confianza en Solarte, a pesar del boicot judicial

La confianza de la ciudadanía y el Estado en el trabajo de Carlos Alberto Solarte como contratista se ve reflejada en la cantidad de obras confiadas a su responsabilidad durante los últimos 13 años.

Durante ese período, su compañía y las sociedades creadas con sus hijos ganaron licitaciones para 45 grandes proyectos.

Allí quedó incluido el grupo de proyectos de la APP Vía Pacífico, que hoy están terminadas y otras siguen en desarrollo.

Concesiones como las de Santana, Mocoa, Neiva y parcialmente la de Santander de Quilichao, en Popayán, dan cuenta de los proyectos importantes de infraestructura que tiene en su haber ese grupo.

Ese consorcio ganó a pulso obras incluso con licitaciones de Carlos Alberto Solarte como persona natural cuando Cass Constructores  era una empresa emergente.

Leave a Response