fbpx
GeneralNoticias

Se abre el debate sobre cómo debe salir el Eln de Cuba

La decisión del Gobierno de desconocer los protocolos para la salida de Cuba de los 10 exdelegados del Eln en los diálogos de paz, tras la reactivación de las órdenes de captura contra ellos como consecuencia del atentado terrorista de esa guerrilla contra la Escuela de Cadetes de la Policía que provocó la muerte de 20 estudiantes, desató polémica.

Sobre todo, por la petición del presidente Iván Duque al Gobierno cubano, anfitrión de la mesa de diálogos, de que le entregue los jefes guerrilleros a la justicia.

Cuba, además de anfitrión, era garante del proceso de paz, junto con Noruega, Brasil y Chile.

Ante la petición de Duque, el Gobierno de la isla dijo que “actuará en estricto respeto a los protocolos del diálogo de paz firmados entre el Gobierno y el Eln, incluido el protocolo en caso de ruptura de la negociación”. Incluso afirmó que estaba en consulta “con las partes y otros garantes”.

El protocolo establece, entre otras cosas, un plazo de 15 días desde la ruptura de las conversaciones para abandonar el país sede, transporte a Colombia en aeronaves de países garantes y cese de operaciones militares temporales en un punto de la geografía nacional donde serían dejados los guerrilleros.

…que el detonante fuera un ataque terrorista por parte del Eln no justifica que el Estado se salte sus compromisos

La polémica

La internacionalista Sandra Borda explica que el documento firmado con el Eln es “un compromiso de Estado y no solo de un gobierno, porque fue respaldado por representantes de otros Estados”.

Afirma que “con su comportamiento, el Gobierno colombiano le está enviando a la comunidad internacional el mensaje de que los compromisos del Estado colombiano no son confiables”.

Para la internacionalista, “que el detonante fuera un ataque terrorista por parte del Eln no justifica que el Estado se salte sus compromisos. En el futuro, cuando el Eln comprenda que el único camino es la negociación, se habrá perdido la credibilidad para que los países amigos entren a mediar”, sostiene.

El protocolo con el Eln, además de las firmas principales, la de Frank Pearl, por el Gobierno, y la de ‘Antonio García’, por el Eln, tiene la de los delegados de los países garantes de los diálogos.

Este lunes, el Gobierno colombiano, a través del canciller, Carlos Holmes Trujillo, y del comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, reiteró su solicitud a Cuba de que entregue a los jefes guerrilleros.

Ceballos anunció que los pedirán en extradición apelando a un tratado de 1932 entre Colombia y Cuba. “Como Gobierno no podemos permitir que se aplique un protocolo para que unos señores regresen a sus filas en Colombia y se internen en la selva para esconderse de la justicia”, agregó.

Ha dicho, además, que se apoyan en la sentencia 379 de 2016 de la Corte Constitucional, según la cual “la política de paz es de gobierno y no de Estado”.

Por su lado, el Canciller anotó que “el Gobierno de Cuba tiene la obligación internacional de darles efecto a las órdenes de captura”.

Al respecto, el excomisionado para la Paz Rodrigo Rivera afirma que la decisión del Gobierno pone en cuestión la credibilidad del Estado. Dice que “el recurso de la extradición es para aplicar a delincuentes que llegaron a Cuba por un medio distinto a la negociación.”

“Ellos (los guerrilleros del Eln) llegaron con ayuda de países garantes, con condiciones mínimas de seguridad”, puntualiza Rivera. Recuerda que en su momento los gobiernos de Virgilio Barco, César Gaviria, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe cumplieron los protocolos cuando dialogaron con las guerrillas fuera del país. De hecho, Uribe tuvo conversaciones de paz con el Eln en Cuba entre el 2005 y el 2007.
Sin embargo, el expresidente Pastrana dice que “los diálogos fueron entre la guerrilla y el gobierno Santos, no una política de Estado”.

Pero el excomisionado Rivera afirma que al actual gobierno se le entregaron todos los documentos de la negociación con el Eln y era libre de hacer los cambios que quisiera, y no los hizo. Precisamente, la representante a la Cámara de Alianza Verde Juanita Goebertus afirmó este lunes que el comisionado Ceballos habría dejado “plantados” a los delegados del Eln en septiembre, mes para el cual se habría arreglado un encuentro en Noruega. “Los noruegos tenían todo preparado con el objetivo de construir una nueva agenda. El Gobierno puso como precondición la liberación de los policías, el Eln liberó a los policías y Ceballos los dejó plantados”, dijo Goebertus en su cuenta de Twitter.

‘Beltrán’ pide los 15 días

En medio de la tensión ya existente entre Cuba y Colombia, no es claro cómo se va a resolver el tema. Menos aún si se tiene en cuenta que para definir el detalle de salida de los guerrilleros del Eln de Cuba debe contarse con el Gobierno colombiano, que no reconoce el protocolo.

Este lunes, desde La Habana, el exjefe de la delegación del Eln para los diálogos, ‘Pablo Beltrán’, le pidió al Gobierno “garantías para el retorno” en un plazo de 15 días.

En entrevista con la AFP, ‘Beltrán’ afirmó también: “Aspiro a que este ambiente se distensione y se puedan reanudar las conversaciones”.

Fuente: El Tiempo