fbpx
General

Juan Guaidó acusa a Maduro de “exterminio” y pide mantener todas las cartas sobre la mesa

En una declaración conjunta en Cúcuta, tanto el mandatario colombiano, Iván Duque, como el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, aseguraron que el mundo entero vio cómo la Guardia Nacional reprimió este sábado violentamente a quienes intentaron pasar las donaciones hechas por la comunidad internacional.

Al referirse a los dos camiones incendiados en el puente Francisco de Paula Santander, Guaidó aprovechó para enviarle un mensaje claro a los militares de su país: “No le deben lealtad a alguien que quema comida en frente de hambrientos, que quema medicina en frente de enfermos”.

Y, hablándoles a través de la televisión, agregó: “¿Cuántos de ustedes tienen a sus hijos en el colegio sin comida? No le deben ningún tipo de obediencia a quien con sadismo celebra que no entre la ayuda humanitaria a un país que la necesita”.

El presidente interino insistió en que a Nicolás Maduro “no le duele el pueblo de Venezuela” y denunció la presencia de grupos irregulares que “dispararon de manera inescrupulosa” contra la ciudadanía. Asimismo, la masacre de indígenas en la frontera con Brasil.

Y, en una frase contundente y sin titubeos, Guaidó concluyó: “Quien usurpa hoy Miraflores ha tomado la peor decisión, el peor camino, el crimen de exterminio por acción o por omisión”.

Finalmente, dijo que no descansará “hasta lograr la libertad de Venezuela” e instó a la comunidad internacional a mantener “todas las cartas sobre la mesa”.

Por su parte, el presidente Iván Duque, quien estuvo presente en esta declaración junto al secretario de la OEA, Luis Almagro, afirmó que lo ocurrido en la jornada del sábado “es la oportunidad para que el mundo entero le diga a la dictadura de Maduro: ¡basta!”.

Tras resaltar que Colombia prestó su territorio para lo que calificó como una misión humanitaria, Duque dijo que “se pudo ver cómo se agredió de manera cobarde y vil a ciudadanos que querían llegar legítimamente a su país para atender a sus hermanos con alimentos y medicinas”.

Ante los “hechos de barbarie que ocurrieron” en los puentes fronterizos, el primer mandatario pidió a los voluntarios retirar los camiones y despejar la zona para no exponerse “a más agresiones”.

El presidente colombiano considera que, con lo sucedido este sábado, el régimen de Maduro ha sellado su derrota moral y diplomática. “Ha quedado lo suficientemente claro que, por más violencia que intente, Venezuela recuperará su libertad”, sentenció y anunció que el próximo lunes, en Bogotá, el Grupo de Lima discutirá cómo se debe arreciar el cerco diplomático.

Fuente: Caracol