fbpx
GeneralNoticias

Aliadas para el Progreso presentará nuevo proyecto para 2 de sus vías 4G

vías 4G

La concesionaria Aliadas para el Progreso, en la que participar el grupo del empresario Carlos Alberto Solarte, propondrá un nuevo proyecto al Estado colombiano, para continuar con las obras viales de cuarta generación (vías 4G) en los tramos Neiva-Huila y Santana-Putumayo.

La instancia encargada de recibir la propuesta es la Agencia Nacional de Infraestructura, que también tendrá en sus manos el plan de trabajo con el que los titulares de la concesión operarán de ahora en adelante.

Aliadas para el Progreso tiene 3 meses para preparar el nuevo proyecto, según informó el viceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos Romero, quien confirmó el nuevo plazo.

La concesionaria, a quien le adjudicó el proyecto en 2015, se ha visto afectada por la persecución que se montado en contra del grupo Solarte, lo que también ha impactado negativamente en los proyectos de infraestructura que se ejecutaban sin contratiempos.

Lea también: En alta tecnología para construcción de infraestructura, invierte Carlos Alberto Solarte

Ambos proyectos son grandes obras que prevén convertir Colombia en un gran competidor para el comercio exterior, pues su principal objetivo es optimizar la conectividad del centro-norte colombiano con el Pacífico y el sur, hasta Ecuador.

El conglomerado empresarial se comprometió con el Estado colombiano y con la ciudadanía a cumplir con las obligaciones contractuales en la nueva etapa en la que presentarán renovado proyecto de vías 4G.

Ambas obras viales fueron adjudicadas a Aliadas para el Progreso en fecha 18 de agosto de 2015, bajo el contrato número 012.

Desde 2018 se gestionaba acuerdos para continuar estas vías 4G

El empresario Carlos Alberto Solarte siempre mantuvo conversaciones con el Estado y entidades, para generar acuerdos y continuar con la construcción de la vía Neiva-Mocoa.

Esta es una de las vías 4G que maneja el grupo Solarte, para conectar los departamentos de Putumayo-Huila.

La dificultad hallada por los equipos de ingenieros es un “punto crítico” de derrumbes en el cerro de Pericongo, en Altamira, que también impedía y retrasaba el proyecto. Actualmente, la obra avanza al 5 %.

Leave a Response