fbpx
General

Cirujanos colombianos hacen del país una de las capitales del mundo en medicina

Para ser un buen cirujano se requiere vocación de servicio, deseos de aprendizaje y dedicación, ante estos 3 aspectos fundamentales para ser un excelente profesional, los cirujanos colombianos han sido calificados y referenciados en todo el mundo, gracias a su capacitación académica de primera y a la experiencia en el ámbito laboral, que los hace desempeñarse con una indiscutible calidad en cualquier área de la medicina.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto al desempeño global del sistema de salud, Colombia ocupa la primera posición en Latinoamérica y el número 22 en el mundo.

Hecho que también fue certificado por los ejecutivos de Planet Hospital, Mexicali Healthcare, Meridian Healthcare Options, Fonemed y American Apparel, que luego de visitar clínicas y hospitales de Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Cartagena, constataron la oferta de servicios y los altos estándares de calidad que ofrecen a sus pacientes en comparación con otros países.

Médicos colombianos con mentes brillantes

Algunos médicos colombianos han realizado importantes contribuciones para la medicina mundial, un ejemplo vivo de ello es el especialista inmunológico, Manuel Elkin Patarroyo, quien como resultado de años de trabajo y de investigación científica logró desarrollar una vacuna contra la malaria, que este año espera aportar un 96,6% de probabilidad para la prevención de la enfermedad en las zonas vulnerables.

Cirujanos colombianos

Además, el país es pionero en la creación de sistemas propios de acreditación en salud y ha contribuido en grandes avances como la válvula de Hakim, creada por el neurocirujano y científico colombiano Salomón Hakim, quien la ideó para el manejo de enfermedades que afectan el cerebro, como la hidrocefalia.

Cirujanos colombianos

Acompañamiento de principio a fin

Bien es cierto que la relación médico-pacientes es primordial para llevar a cabo el procedimiento clínico con un muy bien marcado éxito y esto es posible cuando los doctores son los encargados de monitorear cada avance, para poder intervenir rápidamente en sus necesidades.

Por ello, en las clínicas colombianas se ha implementado la modalidad de “acompañamiento continúo de principio a fin”, con el que se pone a la disposición del paciente, cómodos y modernos servicios a precios competitivos en comparación con otros países, en los que ofrecen: búsqueda del paciente al aeropuerto (dado el caso), traslado a los centros clínicos, hospedaje, atención comprometida y monitoreo con cuidados especiales, llevados a cabo por enfermeras cualificadas.

Médicos y centros de salud avalados

Los médicos cirujanos colombianos tienen centros asistenciales que se rigen por certificaciones internacionales que avalan la confiabilidad de sus servicios y brindan mayor seguridad a los pacientes, pues cumplen con normativas como la ISO 9001 y con la acreditación mundial de salud Joint Commissions International (JCI), la cual certifica en el mundo los estándares de calidad para presentación de servicios médicos.

También organismos colombianos como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), buscan proteger y promover la salud de la población, mediante la gestión del riesgo asociada al consumo de medicamentos, dispositivos médicos y otros productos objeto de vigilancia sanitaria.