fbpx
Noticias

En la Galería de Manizales se disfruta de lo mejor de la cocina caldense

Por Johana Ramírez BC Noticias

La cocina tradicional caldense se tomó la Plaza de Mercado de Manizales con la segunda versión de la Feria Gastronómica Amasijos con motivo del cumpleaños 170 de Manizales, una actividad patrocinada por Efigas y apoyada por el Sena.

El evento, que se ubica en el pabellón de carnes de la plaza,
en La Galería, se compone de muestras de diferentes platos típicos, concursos
de cocineros profesionales y aficionados, talleres de cocina, interpretaciones
culinarias y tardes bohemias llamadas “bogaderas ancestrales” con licores de la
ILC.

“Hoy creemos que a través de la gastronomía nosotros podemos
narrar la belleza de nuestro territorio. Es decir, que nuestro proceso de
colonización, fundación y arriería nos derivó unas prácticas gastronómicas que
hacen que nuestra cocina sea única y que se pueda narrar como cocina regional
de montaña”. Afirmó Nicolás Montoya, director ejecutivo de Amasijos.

En el lugar, se convive con el ambiente de la plaza; frutas,
verduras, carnes, restaurantes de talentosos cocineros locales y música
tradicional como ambiente, lo cual no es casualidad, pues las melodías están
íntimamente ligadas la tradición culinaria caldense.

“Nuestra tradición oral, lo que empezó como músicas
campiranas, después se volvió un ensamble como bambucos y pasillo y claramente
no podemos hablar de tradición culinaria si no va acompasada” finalizó Montoya.

Es de resaltar que Efigas dota el evento de todos los
alimentos que serán preparados, además, implementa el servicio de gas natural
para el adecuado funcionamiento de las cocinas.

La
finalidad de Amasijos, es rescatar la tradición
de nuestra cocina para convertirla en una oferta actual y moderna, lanzar una
temporada de Cocina Caldense y diseñar una campaña de promoción y difusión del
departamento que lo posicione como destino gastronómico, integrar los sectores público
y privado para convertirlo en un objetivo de región, apoyar el posicionamiento
de nuestros restaurantes y bares, destacar la labor de los cocineros y
empresarios y colaborar con la generación de estrategias que permitan mejorar
sus ingresos promedio y con esto integrarlos para que transfieran sus
conocimientos y por último convertir la marca en algo que dinamice y exalte al
sector artesanal.

Pablo Alejandro Vásquez Orozco, cocinero y dueño del
restaurante “El jardín de las delicias” manifestó que es importante no dejar
perder la comida tradicional, pues a veces no se le da el lugar que merece con
el afán de mostrar alta gastronomía “lo que yo siempre le recomiendo a los
cocineros es conocer las bases, la cultura y su tradición. Uno tiene que
conocer de dónde viene para poder crear, innovar y hacer una diferencia. Eso
han hecho las cocinas mundiales, la española, la francesa, la italiana, crecer
desde sus bases”.

Para finalizar, Octavio Hernández Jiménez, ilustre escritor y exprofesor del programa de Lenguas Modernas de la Universidad de Caldas, señaló que se debe entender la comida no solamente como un acto biológico si no también cultural “la comida caldense tiene que ver no solamente con la necesidad de nutrición, sino también de expresar lo que el medio ambiente. La historia, la sociología y la economía han aportado entonces a este territorio.

Hernandez, contextualizó además, que en Caldas, la cocina tiene raíces caucanas, antioqueñas, tolimenses etc y se integra en un producto de herencia cultural, por ejemplo, del Tolima heredamos el arroz, del Huila la arveja, de Antioquia los componentes de la bandeja paisa y la caña de azúcar desde el Cauca, entre muchas otras cosas.

Fuente