fbpx
GeneralNoticias

La lucha de Gran Colombia Gold en el volátil mercado del oro y la minería ilegal

volátil mercado

La crisis mundial por el coronavirus ha afectado los sectores financieros y el oro no ha quedado exento; el volátil mercado sigue estable en el país, pero compañías como Gran Colombia Gold trabajan en la eficiencia mientras los precios se mantengan.

El sector ilegal también hace mella, pues se queda con 800 millones de dólares al año.

Según el periodista Juan Fernández, el valor del metal estuvo por el orden de los 1.700 dólares por onza a principios de marzo, pero llegó hasta los 1.500 en los últimos días.

Puede interesarle: Hospital construido por Gran Colombia Gold en Marmato, entre los 5 mejores del país

Sin embargo, cree que todavía existe un buen panorama nacional para el sector, a pesar del volátil mercado generado por liquidaciones masivas para cubrir pérdidas.

En Colombia, el promedio actual es de USD 1.600, con un dólar por encima de los 4.000 pesos.

“Los productores pasan un buen momento y van a ejecutar eficiencia en la medida en que la recesión baje los precios en el país”, dijo Fernández.

Las cifras en medio del volátil mercado

Los grandes productores de oro en Colombia procesan unas 140 mil onzas al año, asegura el periodista.

Gran Colombia Gold, por su parte, genera unas 246 mil onzas al año y por eso trabaja en planes de contingencia contra el coronavirus.

El objetivo es evitar que haya brotes locales que afecten las operaciones.

Además, la compañía mantiene sus técnicas de extracción limpia, con lo cual cuida el medio ambiente y mantiene su valor como empresa.

Minería ilegal genera 800 millones de dólares al año

El Nordeste antioqueño, la mayor zona productora de oro del país, es también donde se encuentra el municipio más contaminado con mercurio del mundo: Segovia.

Allí, Gran Colombia Gold tiene su operación más grande.

La extracción ilegal de oro, en la que se usa mercurio como elemento vital, produce 500 mil onzas del metal cada año, dice Juan Fernández.

“Hay que mirar dónde está el problema, en organizaciones que impulsan esa minería ilegal, que la disfrazan como mineros artesanales cuando no lo son y sobre eso ha habido debates y menciones sobre algunas de ellas que no son para nada claras en su actuar y en temas medioambientales e incluso sociales,  ejemplo: mesa minera”, sostuvo.

Por eso, la multinacional y pequeños mineros intentan convencer a los grupos ilegales para que dejen el mercurio y se legalicen.

En este proceso, han logrado reducir el uso de ese metal tóxico y eliminar más de 120 toneladas del medio ambiente en los últimos años.

Además, la formalización actual acumula 46 contratos legales que generan 96 mil onzas de oro por año sin mercurio.