fbpx
GeneralNoticias

Para lograr la paz es indispensable la equidad en la justicia: Jaime Lombana

lograr la paz

El abogado Jaime Lombana considera indispensable que, para lograr la paz, se revise las condenas de militares en actos de guerra, en comparación con exguerrilleros.

Esta esa la visión del penalista desde que iniciaron los primeros pasos para el acuerdo entre el Estado y los grupos armados irregulares de las Farc.

Y es que, desde el principio, salieron a discusión casos como el de la condena del general Armando Arias Cabrales.

Puede interesarle: Jaime Lombana: no se puede usar como evidencia una interceptación hecha por error

Este recibió una pena de 35 años de cárcel por la desaparición de 5 personas en el Palacio de Justicia.

“Respeto con profundidad las decisiones de administración de justicia, pero desde el punto de vista del concepto de justicia, para que haya paz me parece que se necesita ambas partes”.

Con esto, Lombana se refería a las rebajas de pena que se veían venir para quienes dejaban las armas.

Pero por otro lado, para los militares, las condenas seguían siendo las mismas.

“Si el país busca la paz, un perdón, un desarme de las voluntades, me parece fundamental que se revise las condenas de los militares en actos de combate”.

Y es que, a su parecer -y en pleno respeto, dice, de los órganos de juticia- las penas contra militares son “desbordadas”.

Al contrario, para quienes pertenecían a la guerrilla, había medidas sustutivas que iban hasta servicio comunitario.

Resultados adverdos para lograr la paz

Decisiones como esas permitieron que, Jesús Santrich escapara a Venezuela en 2019.

Esa acción ocurrió tras enfrentar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y estar a la espera de juicio en el sistema ordinario.

“Si estamos haciendo concesiones para lograr paz con las Farc, lo cual aplaudo, por razones de equidad, el Ejército debe tener ese derecho también, porque fueron quienes nos protegieron a los colombianos”.

Lombana insiste que los delitos cometidos por militares en operativos, que siguen siendo condenables, se ejecutaron en el contexto de la protección del país y dentro de una organización criminal.