fbpx
General

Alcaldía de Medellín en cabeza de Daniel Quintero entregan kits para prevenir la violencia contra la mujer

A la fecha se han entregado más de 1.600 en los corregimientos y barrios de Medellín.

Promover el autocuidado y prevenir la violencia contra la mujer son algunos de los compromisos que tiene la Administración Municipal con las mujeres de la ciudad. Por esta razón, la Secretaría de las Mujeres suministró copas menstruales e información sobre sus derechos a 40 habitantes de la comuna El Poblado.

Las mujeres que mostraron su interés en usar este artículo de higiene, pertenecen a grupos en condiciones de vulnerabilidad, identificados en conjunto con la Secretaría de la Juventud, y han recibido sensibilización sobre el tema. En los próximos días serán distribuidos otros 260 kits con copas menstruales.

“Hay una estrecha relación entre la higiene menstrual, la salud y dignidad de las mujeres. Nos interesa que la menstruación no represente estigma, sino que las mujeres puedan manejarla y tengan resuelta esta necesidad básica para vivir con autonomía”, dijo la secretaria de las Mujeres, Juliana Martínez Londoño.

Este artículo, hecho en silicona médica, recoge el flujo de sangre sin riesgos y funciona como un método alternativo a las toallas higiénicas y a los tampones. No contiene químicos, se recomienda su uso hasta por 12 horas y dura hasta 10 años, lo que reduce el impacto ecológico y los gastos por compra de productos desechables.

Las beneficiadas, en un ejercicio de sensibilización previa, mostraron su interés por usarla. Fue la oportunidad para aclarar mitos, según los cuales estos elementos interfieren con los métodos anticonceptivos y no deben usarse al momento de dormir o hacer deporte, lo que es totalmente falso.

“Me parece muy importante esta entrega, porque así uno se ahorra la plata de las toallas higiénicas. Gracias por explicarnos cómo se usa la copa”, expresó Mariana Zuluaga Loaiza, habitante de El Poblado.

Los kits también fueron entregados a mujeres afrodescendientes de San Antonio de Prado. Recibieron implementos de aseo personal, elementos para la higiene menstrual, alternativas para la salud sexual y salud reproductiva, así como información sobre sus derechos y los mecanismos para la atención de violencias.