Lo ÚltimoNoticias

«Nosotros no solo incautamos y administramos bienes por narcotráfico, sino por cualquier delito»- Alberto Ávila, Director de la SAE

Las cifras de los bienes incautados y sus valores comerciales actualizados son asombrosos. Como también lo son las dificultades que la Sociedad de Activos Especiales (SAE) debe enfrentar por la falta de rapidez en las sentencias de jueces y fiscales.

El actual director de la SAE, Alberto Ávila Ávila, está vinculado al organismo desde hace cuatro años y en el siguiente reportaje revela que fueron incautados, vía enajenación temprana, y saldrán pronto a la venta, los bienes de tres magistrados de la Corte Suprema de Justicia, vinculados al llamado ‘cartel de la toga’.

— Nosotros no solo incautamos y administramos bienes por narcotráfico, sino por cualquier delito. Un juez de extinción de dominio está investigando si los bienes de los magistrados están soportados lícitamente. En el entretanto, y vía enajenación temprana, vamos a venderlos.

— ¿Qué bienes son?

— Carros, apartamentos, casas, oficinas… Sobre este tema no puedo darle más información por razones de reserva.

Ávila, quien fue alto funcionario de la Dian antes de vincularse a la SAE, revela que está administrando bienes que tienen un valor comercial de 15 billones de pesos y que todos saldrán a la venta antes de que termine el actual gobierno.

¿Cuántos bienes en total están en poder de la SAE?

Nosotros somos la inmobiliaria más grande del mundo en la administración de bienes de origen ilícito, con 23.000 inmuebles en todo el territorio nacional, y somos un holding de industria con más de 1.700 sociedades en 17 sectores de la economía.

¿Y en cuánto se calcula el valor de los bienes que han sido intervenidos?

En valores catastrales de inmuebles tenemos más de 5 billones de pesos en inmuebles, y en valores patrimoniales de sociedades, más de 3,7 billones de pesos. Administramos un portafolio de 8,5 billones de pesos. En el proceso de valoración uno a uno esta cifra podrá incrementarse como mínimo a los 15 billones.

¿Y cuál es el valor de los bienes a los que se les ha declarado extinción de dominio?

Son más de 4.500 activos con extinción de dominio que alcanzan un valor catastral y patrimonial de 1,8 billones de pesos.

¿Qué resultados ha dado la llamada enajenación temprana?

En el último año, a septiembre, recaudamos alrededor de 74.400 millones de pesos.

Pero ¿esa operación se ha realizado a través de la intervención a sociedades?

Nosotros tenemos más de 1.700 sociedades, de las cuales 800 son activas y con las que generamos más de 4.000 empleos.

Por ejemplo…

Drogas La Rebaja y Coaspharma pueden tener más de 10.000 empleados. Con nuestra gestión se garantiza empleo a más de 13.000 colombianos. Mi tarea es hacer que estas sociedades sean productivas, rentables, generadoras de empleo.

Tengo entendido que la sociedad de activos que usted dirige puede actuar si los jueces y fiscales toman rápidas decisiones, pero parece que eso no ocurre.

¿Tiene ahí la sociedad un cuello de botella?

Sin lugar a duda, el país necesita tener mayor agilidad en las decisiones judiciales de extinción de dominio. El hecho de no tenerlas a tiempo genera muchos costos por falta de una sentencia.

Pero ¿está de acuerdo en que ese es el gran cuello de botella de la SAE?

En realidad, el cuello de botella está en el tema de los predios rurales, porque la SAE no los puede vender, solo arrendarlos, y además con una problemática como la ocupación irregular. Esos activos llegan a 6.500 predios, que podrían pasar a la Agencia Nacional de Tierras para fortalecer el Fondo de Tierras y dar solución a la demanda de campesinos e indígenas.

Pero ¿es que sigue siendo difícil que la SAE venda los bienes en su poder?

Eso es parte del pasado. Hoy tenemos las herramientas legales, y el gran reto es destinar todo para venta. Con la Ley de Inversión Social sacaremos al mercado una oferta de 7,6 billones de pesos entre sociedades e inmuebles.

¿Eso no es muy difícil?

Puede que sea difícil de absorber esta vitrina, pero nuestra tarea es hacerlo y promocionarlo. Ya implementamos estrategias comerciales muy fuertes con importantes resultados. Por ejemplo, si comparamos la venta de inmuebles en 2019, un año sin pandemia, con el 2021, hemos logrado un crecimiento del 116 por ciento.

¿Y en términos de arrendamiento?

Hemos incrementado los recursos en un 34 por ciento. Ya nadie puede creer que es difícil comprar en la SAE. En los próximos seis meses, todos los activos deben estar en venta. Por supuesto que es mejor vender que arrendar…

Ante esas dificultades, la SAE ha optado por arrendar. ¿Esa es su misión?

Nuestra tarea era procurar que los activos estén productivos para no generar gastos en su administración. Sin embargo, hoy el mandato es vender. Por supuesto, respetaremos los contratos de arrendamiento que estén vigentes.

Testigos dicen que autos de alta gama y aviones decomisados se están convirtiendo en chatarra. ¿Eso es así?

Debido a que no teníamos herramientas legales suficientes, por eso chatarrizamos más de 1.500 carros. Pero hoy tenemos mecanismos que nos permiten valorar desde el principio y, en menos de tres meses, poner los vehículos incautados en venta.

¿Y en el mismo estado de abandono se hallan fincas, casas, apartamentos?

No poder vender ni arrendar a tiempo es una de las razones por las que se generan la obsolescencia, el detrimento y el abandono de estos bienes. No queremos que esto se presente de nuevo, no queremos volver a ver casos como La Posada Alemana o el hotel Chinauta Resort. Lo único que puede cambiar esta realidad es arrendar y vender. Trabajamos para que esta situación se corrija.

¿No corre la SAE un riesgo con la extinción de dominio?

La mejor forma de administración es vender. Es necesario que los procesos de extinción de dominio queden en firme y las sentencias, a favor de la Nación.

¿No pueden ser consideradas sus medidas como arbitrarias?

No me compete decirlo. Esto es una decisión de un juez quien tendrá que definir si las medidas fueron o no pertinentes. Mi tarea más allá de esta discusión es vender.

¿Qué es el centro especial de investigación sobre finanzas ilícitas, que el Gobierno proyecta crear?

Es un centro en donde estarán unidas todas las entidades especializadas en la lucha contra el lavado de activos. Una vez que esté constituido, la SAE formaría parte de uno de sus comités en donde tendríamos la oportunidad de presentar casos de corrupción asociados a la gestión de los bienes administrados.

¿Qué ha pasado con el ganado en pie que ha recibido la SAE para administrar? ¿Se han perdido esas cabezas de ganado? ¿Cuánto vale sostenerlas?

La enajenación temprana es muy importante porque el riesgo de pérdidas y de muertes es alto. Tenemos una denuncia por la muerte de más de 1.000 semovientes en una sociedad en el Cesar. Los semovientes los estamos vendiendo en máximo tres meses una vez los hemos recibido. Desde el 2018 hemos recibido más de 18.000 semovientes y vendido alrededor de 17.000, con esta venta se generaron 22.213 millones de pesos.

¿Qué fue lo que ocurrió en Roldanillo, Valle, con una hacienda decomisada?

Esta es una realidad lamentable. Se han presentado algunas situaciones de asedio criminal en el Valle, en el bajo Cauca y Nariño, asociadas con la administración de los activos especiales. A los bandidos no les gusta que la SAE coloque estos bienes en venta porque pierden la posibilidad de control. No actuamos con miedo, ni bajo amenaza ni bajo intimidaciones. No cederemos ni un milímetro.

¿Y lo que ocurrió con la firma Meprecol, Metales Preciosos en Medellín?

Meprecol es una empresa comercializadora de oro vinculada en un proceso de extinción de dominio. La recibimos vendiendo 300.000 millones de pesos y hoy vende más de 1,2 billones al año, es un buen ejemplo de la administración de la SAE. Es una empresa que se convierte en una oportunidad muy importante para generación de recursos con su venta. Hoy la SAE tiene 250 empresas en alistamiento para venta, Meprecol va a ser una de ellas.

Ante el fracaso en la venta de grandes bloques de bienes, ¿qué se hará ahora?

Lo que la gran venta masiva nos enseñó es que tenemos que hacer paquetes más pequeños y especializados por tipologías y regiones. Esto permite aumentar la posibilidad de oferentes, ya no vamos a tener 100 posibles inversionistas, podemos llegar a tener 1.000 por paquete. La estructura de estos paquetes la estamos trabajando con Central de Inversiones S. A., en un ejercicio para incentivar a inversionistas nacionales, internacionales y fondos de inversión.

¿Qué pasó con los bienes de Álex Saab?

Los bienes de Álex Saab en Barranquilla, en Cartagena y en Santa Marta se encuentran arrendados y nuestra meta es venderlos lo más pronto posible.

¿Y los de Otto Bula?

Ya vendimos unos, como una casa de 5.000 millones de pesos en el centro histórico de Cartagena, algunos se encuentran arrendados y otros están en alistamiento para venta.

¿Y los de Alejandro Lyons?

Algunos están en arrendamiento y otros saldrán próximamente a la venta.

¿Arrendar los bienes incautados sí es rentable?

En la medida en que dinamizamos las ventas debemos continuar con una política sólida de arriendos. Hoy son 4.000 inmuebles. En esta materia contamos con una dificultad y es que hay más de 10.000 inmuebles ocupados irregularmente. La pandemia también nos afectó porque nos frenó los desalojos.

¿Cuándo piensa usted que puede vender todos los activos decomisados?

Nuestra meta en los próximos tres años es colocar 7,6 billones de pesos. Mi gran tarea es que, en la medida en que entran, se puedan vender. Pero en lo que resta del actual gobierno alcanzaremos ventas por tres billones de pesos.

¿Qué tan frecuente es la acción de testaferros?

El testaferrato en Colombia se presenta y no puedo negarlo. Hay que decirlo, nos han tratado de meter goles. Hemos descubierto casos y los hemos denunciado. Iniciamos un proceso de debida diligencia que nos permite tener toda la información de nuestros posibles clientes.

¿Y qué tan perturbadora es la acción de abogados defensores de propietarios de bienes ocupados o incautados?

Sin lugar a duda, hay carteles de abogados que han tratado de limitar la acción de la SAE en la disposición de los bienes por medio de tutelas y de artimañas jurídicas. Han limitado algunas ventas, pero la sentencia que declara la constitucionalidad de la enajenación temprana nos blindó jurídicamente y hoy en día tenemos todo el soporte legal para evitar que se presenten estas circunstancias.

¿En cuánto se calculan las propiedades incautadas este año?

En este año hemos recibido 1.790 activos por diferentes delitos. Estamos en un proceso de valoración comercial.

En cuanto a los bienes que eran de las Farc, ¿cuál es el inventario?

Teníamos unas expectativas de 30.000 millones de pesos, que gracias a una buena gestión y disposición aumentamos a 40.000 millones de pesos.

Tomado de: Especial El Tiempo