Noticias

Tribunal Superior ordenó a periodista Gonzalo Guillén abstenerse de hacer afirmaciones en contra del empresario Carlos Mattos

El periodista Gonzalo Guillén deberá abstenerse de hacer afirmaciones en el medio de comunicación en el que trabaja en contra del empresario Carlos Mattos. La decisión la tomó la Sala Cuarta de Decisión Penal del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Barranquilla que accedió a la tutela presentada por el expresidente de Hyundai Automotriz Colombia S. A. que pidió la protección de sus derechos al buen nombre, imagen, intimidad personal, familiar y prohibición de discriminación.

El empresario presentó la acción judicial al considerar que el periodista ha hecho constantes acusaciones calumniosas e injuriosas en su contra, utilizando su cuenta de Twitter, la cual cuenta con 653 mil seguidores. En este sentido, señaló que no en pocas oportunidades lo ha tildado de “asesino, pederasta, abusador, lavador de activos y determinador de masacres”.
El Tribunal accedió a la solicitud de medida provisional o preventiva presentada por Mattos y le ordenó a Gonzalo Guillén y al portal noticioso La Nueva Prensa “abstenerse de efectuar publicaciones que pudieren atentar contra la intimidad y buen nombre del señor Carlos Mattos Barrera hasta tanto no se emita una sentencia definitiva en este asunto; y sin que ello deba mirarse como un limitación a la libertad de prensa, pues lo pretendido es evitar la circulación de noticias, pero sin fuentes periodísticas que acrediten la veracidad de las afirmaciones”.
En la medida cautelar se considera que estas expresiones vulneran los derechos fundamentales, especialmente al buen nombre, la honra y reputación. Igualmente, vinculó a los fiscales Daniel Hernández y Álvaro Betancurt, en contra de quienes Guillén también ha hecho acusaciones injuriosas y calumniosas.

“De comprobarse la veracidad de las afirmaciones contenidas en la demanda de amparo, esto es, la presunta información sin soporte probatorio por parte del particular Gonzalo Guillén, y el portal noticioso La Nueva Prensa, de expresiones injuriosas y calumniosas en contra del señor CARLOS MATTOS BARRERA, constituiría en efecto una afrenta de sus prerrogativas”, advierte el fallo.
En el análisis jurídico se indica que esta determinación no representa una limitación a la libertad de prensa, “pues lo pretendido es evitar la circulación de noticias, pero sin fuentes periodísticas que acrediten la veracidad de las afirmaciones”.

“Por ahora, los elementos de prueba acompañados a la acción si bien NO permiten concluir la violación definitiva de derechos hasta tanto no se realice una comprobación o confrontación con el medio de comunicación, lo pretendido sí es evitar la materialización de un perjuicio irremediable, y por ello PREVENTIVAMENTE se adopta la medida provisional referida”, aclara el fallo.
Mattos ya presentó una denuncia por los delitos de injuria y calumnia, así como una demanda civil para resarcir el daño reputacional y económico por el daño causado por las publicaciones hechas.


El 26 de octubre pasado, en plena audiencia, Mattos arremetió contra Guillén asegurando que lo ha extorsionado. “Me trata de criminal, de asesino, de pedófilo, de lo que usted quiera”, le señaló el empresario al juez de Conocimiento. “Lo que hizo el señor Guillén fue atacarme porque él solamente quiere es dinero de mí (…) es un señor simplemente seudoperiodista que va detrás del dinero como lo ha logrado hacer con otra gente y como lo ha logrado hacer conmigo pidiéndome dinero, me ha mandado dos veces la petición”.
La arremetida de mensajes en su contra se presentó después de concretarse el preacuerdo con la Fiscalía General en el que el empresario se comprometió a contar toda la verdad sobre el escándalo de corrupción que permeó la Rama Judicial. Diariamente, según manifestó Mattos en su extensa intervención, el periodista lo ataca, haciendo señalamientos en su contra sin ninguna prueba. Frente a estas acusaciones, el periodista lo negó todo.

FUENTE REVISTA SEMANA