Hacen homenaje a sacerdote de la Arquidiócesis de Manizales por sus 75 años de ordenación

Internacionales

Manizales

Hacen homenaje a sacerdote de la Arquidiócesis de Manizales por sus 75 años de ordenación

De los 101 años que tiene el padre Evelio Valencia García, 75 los ha vivido como sacerdote de la Arquidiócesis de Manizales.

Este presbítero, nacido en Neira (Caldas) el 3 de enero de 1923, fue ordenado el 11 de junio de 1949, por monseñor Luis Concha Córdoba.

Por el motivo de su aniversario sacerdotal, este martes se celebrará una eucaristía de acción de gracias por su ministerio. La misa, programada para las 3:00 p.m., será presidida por monseñor José Miguel Gómez Rodríguez, arzobispo de Manizales, en la casa de retiros Villa Kempis, donde reside el padre Evelio.

«La Arquidiócesis de Manizales felicita al padre Evelio y da gracias a Dios por su vida y su testimonio de fidelidad a Dios y a la Iglesia», manifestó en redes sociales la jurisdicción eclesiástica.

Sobre el padre Evelio Valencia

El padre Evelio ha ejercido su ministerio sacerdotal en Chinchiná, Aranzazu, Aguadas, La Cabaña (Manizales) y Pueblo Rico (Neira).

Asimismo, en Manizales fue párroco de Nuestra Señora del Carmen, en el barrio El Carmen; capellán del Instituto Universitario; párroco de Nuestra Señora de la Macarena, en el barrio La Sultana; capellán del Hospital Departamental Santa Sofía, y capellán de Jardines de la Esperanza.

En una entrevista dijo que no sabe a qué atribuirle tanta vitalidad, que nunca ha tenido una fractura y que sus huesos son fuertes.

«Como cosa singular, durante los 12 años (ahora 14) en Villa Kempis se han muerto entre 18 y 20 sacerdotes, casi todos menores que yo, solamente dos eran mayores», comentó entonces.

Agregó: «No sé si será algo hereditario, pero me considero bendecido por Dios. Ya no tengo hermanos, ni compañeros de ordenación, ya no hay nadie, o sea que mi vivir es muy ensimismado, porque no tengo casi con quién compartir lo antiguo».

Testigo de la historia

Durante sus 75 años en el presbiterado, ha sido testigo de grandes cambios en la Iglesia católica. Le correspondió oficiar misa dándoles la espalda a los fieles, en latín y usando obligatoriamente sotana. Afirma que esto fue hasta 1962 cuando se expidió el Concilio Ecuménico, que dio orientaciones distintas sobre la liturgia y las costumbres de la Iglesia.

Asimismo, vivió de primera mano la elevación de la Diócesis de Manizales a Arquidiócesis, en 1953, por instrucción del papa Pío XII. El obispo que ordenó sacerdote al padre Evelio, monseñor Luis Concha, fue el primer arzobispo de la provincia eclesiástica.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Noticias Relacionadas