Secretaría de Salud de Manizales formula recomendaciones frente a presencia de 3 casos positivos de dengue en el Kilómetro 41

Tabla de contenido

El secretario de Salud Pública de Manizales, David Eduardo Gómez Springstube, confirmó 3 casos positivos de dengue en la vereda Kilómetro 41 de Manizales y explicó que para evitar la expansión de esta enfermedad es necesario acoger recomendaciones, con el fin de evitar la reproducción del mosquito que produce la enfermedad.

La identificación de casos positivos en la jurisdicción debe poner en alerta a las comunidades, donde históricamente se ha registrado presencia del mosquito o de casos de dengue. Estas comunidades son:  las veredas Colombia (Kilómetro 41), Lisboa, Piedra Azul y La Cabaña.

Por lo anterior, y teniendo en cuenta que es necesario preservar el territorio sin dengue, rompiendo en forma efectiva la cadena de transmisión ya detectada, desde la Secretaría de Salud Pública de Manizales se emiten las siguientes recomendaciones:

  1. Tape adecuadamente los tanques de almacenamiento de agua; así permanecerán sin huevos y larvas.
  2. Lave y cepille fuertemente con hipoclorito, (el conocido “límpido”), una vez a la semana, los recipientes en donde se almacena agua, como tanques, piscinas, baldes, floreros, fuentes o piletas de agua entre otros. Cambie con periodicidad el agua.
  3. Elimine el agua estancada de recipientes, charcos, llantas, botellas, plásticos, hojas de árboles y otros objetos que están en los alrededores de su vivienda.
  4. Use ropa adecuada, como camisas de manga larga y pantalones largos.
  5. Utilice repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas.
  6. Dele uso adecuado a los mosquiteros y angeos para ventanas.
  7. Cambie diariamente el agua de los bebederos de los animales.

Estas recomendaciones aplican en forma muy especial para las veredas Colombia (Sector del Kilómetro 41), Piedra Azul, La Cabaña y Lisboa.

Es necesario que los habitantes de estos sectores atiendan en forma efectiva las visitas de los equipos de salud para, de primera mano, verificar las condiciones domiciliarias y peridomiciliarias para romper la cadena de cría y trasmisión.