¿A qué se dedica Rodrigo Kling, esposo de Laura Acuña?

Internacionales

Manizales

rodrigo kling

¿A qué se dedica Rodrigo Kling, esposo de Laura Acuña?

Esta sin lugar a dudas es una de las parejas más codiciadas y reservadas de la farándula colombiana, pues a muchos les causa incertidumbre saber qué hacen y cómo es su día a día. Sin embargo, tanto el esposo de Laura Acuña como ella misma, han decido mantener su vida privada alejada de todo lo que implican las redes sociales.

Para aquellos que se preguntan a diario y la curiosidad no los deja dormir, Rodrigo Kling es un reconocido gemólogo y diseñador de joyas de la ciudad de Bogotá, quien junto a su familia han levantado con esfuerzo una de las más exclusivas joyerías Bauer en la Zona T de la capital, de hecho el anillo de compromiso que entregó a Laura Acuña, fue una creación de él mismo.

¿Y QUÉ DICE LAURA ACUÑA?

“Me ha dado muchos regalos, aunque antes de ser su novia no me gustaban mucho las joyas, pero con Rodrigo he aprendido un montón. Me regaló un anillo de oro rosado, con un cuarzo, que es la piedra del amor, y tiene las iniciales de él en diamantes. Él nunca le había regalado un anillo a una de sus novias y lo diseñó para mí. Es un hombre especial, detallista y generoso”, expresó la artista.

Te puede interesar, La Alcaldía concientizará a la ciudadanía sobre el uso vital del tapabocas a través de la campaña Yo Cuido a Medellín

rodrigo kling

Para esa pareja no es necesario manifestar amor en las redes sociales como lo hacen los demás, pues ellos durante más de 10 años han cultivo un amor bonito que ahora comparten en familia junto a sus hijas.

“No hay razón para que él (Rodrigo Kling) esté en los medios, porque él no se dedica a esto, y segundo, porque lo decidí así”, dijo Acuña hace algunos años en diálogo con la revista Elenco.

Tres años de amistad fueron suficientes para que la escultural bumanguesa, Laura Acuña, considerada como una de las presentadoras más queridas de la televisión y una de las modelos más vendedoras, encontrara lo que tan solo algunos se atreven a soñar: un amigo, confidente, cómplice, amante y quien le regalaría lo más preciado, sentir el amor de madre.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Noticias Relacionadas