Amenaza a médico es ‘ruin, baja y la peor expresión de maldad’: Duque

Tabla de contenido

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, se mostró profundamente indignado en la mañana de este martes por las amenazas contra el médico internista e intensivista José Julián Buelvas, quien trabaja en una clínica del municipio de Soledad (Atlántico).

«Nos indigna y duelen las amenazas a médicos y personas que están salvando vidas en nuestro país en medio del covid-19», dijo el Jefe del Estado.

«Vamos a identificar y llevar a la justicia a quienes han cometido estos delitos. Es un comportamiento ruin, bajo y la peor expresión de la maldad», indicó.

En consecuencia, el mandatario le pidió a la Policía «atender de inmediato estos casos y dar con el paradero de los autores a la mayor brevedad».

Duque escribió, además, en su red social Twitter, «toda nuestra solidaridad con el doctor José Julián Buelvas Díaz y su familia».

El caso de Buelvas Díaz, médico internista e intensivista que trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Materno Infantil Adela de Char, en Soledad, Atlántico, ha causado un profundo impacto no solo en el país sino que empieza a tener eco internacional por la importancia de los galenos en esta lucha global contra la pandemia.

Buelvas Díaz contó entre lágrimas y sollozos que fue amenazado de muerte al recibir dos arreglos fúnebres en las últimas horas, uno en su casa y otro en su lugar de trabajo.

El especialista dijo en el video que lo acusan de dejar morir a una paciente en la UCI de dicha clínica, ubicada en un municipio cercano a Barranquilla.

“Recibí dos sufragios, uno en el trabajo y otro en mi residencia. Me acusan de haber dejado morir a una señora en la UCI. Por Dios, es imposible”, dice en un aparte del video.

Y en seguida recalca con tristeza: “Fuimos formados para salvar gente, hago un pedido de ayuda, de auxilio al Gobierno Nacional por todos los médicos».

El doctor dijo: “Nosotros salimos todos los días a trabajar y muchas veces ni tenemos las mínimas condiciones para laborar y a pesar de eso nos enfrentamos a esta pandemia. ¡Este país, por Dios, hasta cuándo!”

El médico relató las difíciles condiciones de sus jornadas. “Nosotros salimos todos los días a trabajar y muchas veces ni tenemos las mínimas condiciones para laborar y a pesar de eso nos enfrentamos a esta pandemia. ¡Este país, por Dios, hasta cuándo!”.

Como ha informado EL TIEMPO, los médicos que trabajan en ese centro médico reciben de 8 a 12 pacientes llegan diariamente con complicaciones.

De acuerdo con información de los facultativos de la clínica, hacia las 3 de la tarde de este lunes llegó a la puerta de urgencias una corona fúnebre que llevaba el nombre del médico en una cinta.